31 ago. 2015

Fantasmas(IV)

Fantasma que habita la vieja morada,

el mismo que en cajones,
de tierra repletos,
tierra, recuerdos, demonios,
guardián de los instrumentos
que plasman dolor en un papel.

[Divagación y pérdida de la realidad]

El recorrido es tan simple,
la nada y más profundo aun,
más lejano y grande que esa nada que devora nuestros sentidos,
desde ese no lugar,
sin conocer al intermediario,
sin saborear el camino,
de repente…luz,
envuelto en sangre,
ahogado por lágrimas,
calmado por golpes.

Luz,
conocimiento forzado,
impuntual conocimiento,
respirar, creer, caer,
el seno de la madre tierra
nos espera desde el momento
de nuestra gran y absoluta nada.

[Y vuelve a la realidad de la que fue arrancado.]

Papel amarillo,
ensangrentado en sus bordes,
anima que dibuja su eterno vagar en él.
Dejando el pesar y el conocimiento
en ese lugar que habita,
que encierra.

Vive en su pasado,
no recuerda que ha muerto,
limbo, su lugar,
roba hojas de aquel viejo escritorio.

La luz del sol,
teme aventurarse en aquella habitación,
solo el polvo,
encargado de sepultarlo todo,
posee la valentía para hacerlo.
Hojas otoñales acumuladas,
alborotadas por fantasmales brisas.

Hogar abandonado,
hace no tanto tiempo atrás,
lejano,
habitante indeseado,
temido,
solo vive, solo escribe,
(espera, añora).

Aquello que fuere inconcluso en vida,
será, luego de la partida y el abandono,
finalmente concluido,
finalmente escrito,
finalmente firmado
y cerrado.


E.I.

29 ago. 2015

Musica

Acordes de una infinita canción
escrita para ti hace ya tiempo,
aun cuando suena en los confines
de una obscura mente
la música suena distante,
distante y vieja,
la herida es reciente
la sangre aun
cae tibia por la garganta,
la música es nueva,
las voces escapan ajadas.

Todo es tan extraño,
no debe detenerse uno a pensar,
pues la locura detrás,
abrirá nuestros cuellos,
no detenerse
como el viento,
solo arrasar,
pasar y desaparecer,
destruir,
absorberlo todo,
y desaparecer.

De cuando en cuando,
resucitar,
más nunca perder la experiencia,
¿utópico, no es así?

Refrescas tu rostro
en las nuevas fuentes
que ese feroz pasar ha dejado,
el agua parece borrar tus recuerdos,
una vida que ha pasado
hace solo unos minutos,
y los días del alma que te apañaba
han desaparecido.

Un alma que cree ser feliz,
y solo pretende serlo.
Un cuerpo que se desarma,
no hay alma en él,
solo obscuridad,
huesos quebrados
y lacerada su carne.
Las marcas, claro,
las marcas son las de tus manos,
las de tu espalda,
las de tus palabras.

Y la voz,
su voz,
ajada,
acompañando en ocasiones
a aquella canción.

E.I.     

http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar

23 ago. 2015

Palabras

No ambiciono

a buscar alfabetos secretos,
ni deseo
buscar las palabras
más extrañas
de mi lengua,
solo deseo decir,
preguntar,
gritar,
mientras me ahogo
en dolorosas lágrimas,
¿Por qué?,
¿Por qué has muerto?
¿Por qué arrebataste tu ser
de esta egoísta tierra?
¿Por qué vaciaste tus venas
en los ríos de los que vagan
eternamente en profunda pena?

¿Por qué dejaste tirado
a la suerte del destino,
otro cuerpo,
otra alma?

Cuerpo que extraña,
alma que arrastra tus cadenas.
Retorciéndose en cada recuerdo,
dolor
en cada latido.

La eterna pregunta
sin respuesta alguna,
pues te has llevado
el sonido tu voz,
las verdades
que tanto tiempo
consumiste en descubrir.

Ciego,
sordo,
inmóvil,
de piedra,
ha quedado aquí otro cuerpo,
castigado por los días,
levemente curado por las noches,
una lagrima eterna
en su ojo izquierdo
pues el derecho
ya se lo ha arrancado
de tanto llorar,
piedra,
mirando siempre al mismo lugar,
ese lugar,
en el cual
me ves y te ríes,
ese,
en donde vives ahora.

E.I.     

http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar

16 ago. 2015

Aves

Aves sin cielo
sin tierra donde descansar,
las ramas de los frondosos arboles
han sido engullidos por el fuego,
fuego que con tanta fuerza
crece y crece,
si, y nace desde allí,
desde las mismas fauces de del infierno.

No existe el lado neutral,
la existencia está en juego,
las almas alocadas,
rebotando entre sí,
la paranoia es racional,
el cielo cae
el fuego crece,
y en ese lugar que era intermedio
y ya no existe
algunos se abrazan
otros chocan y mueren,
otros, solo mueren.

Quizás,
cuando ves que tu hilo ya no puede ser recogido,
ya no puedes
volver el tiempo atrás,
ahora,
entiendes que el loco que pisoteabas
era el más inteligente de ese lugar,
el loco es rey,
y tú,
cenizas.

E.I.     

http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar


15 ago. 2015

Microrelato 1

Microrelato 1

No fue el año veloz que esperabas, ni siquiera fue tuyo. El tiempo se te fue de las manos, de todo tu cuerpo, y ni siquiera notaste su cortante paso por tu cuerpo.
Entre sueños, los sutiles roces con la paranoia, eso, ha tomado y usado el tiempo, tu tiempo, quedándote, de esa manera, absolutamente vacío.
Tu luz, es demasiado tenue, tu obscuridad, adormece.
Que has buscado retener todo cerca de ti, no hay dudas, pero despegarse de la realidad, tiene su precio. Un precio que nunca resulta grato.

El momento de pago, es en ese instante en donde todo tu ser se ajusta para ofrecer lo mejor de tu mente, de tu cuerpo, lo mejor que puede resultar de la mezcla de tu alma y carne, es en ese preciso espacio de tiempo en el que debes pagar.
Irónico, pues así puedes sentir lo costoso de tu escape de la realidad, el dolor de lo que has perdido y omitido, casi que ni siquiera recuerdas esos episodios que se dibujan frente a ti, igual, debes rendir tributo.

Luego, luego, vuélvete loco si lo deseas. Y por favor, cierra la puerta de tu habitación.

E.I.     
http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar


9 ago. 2015

Nieve

Veo tus hojas,
las que has abandonado,
hojas blancas,
tan blancas
que los ojos se cierran
ante perlado brillo.

Vuelvo mi cabeza,
y tu piel
blanca,
tan blanca,
el sol sobre ella,
el brillo
cierra los ojos.

El blanco de tus hojas,

el de tu piel,
rechazan el calor del intruso sol
siempre tan fría
siempre tan fría.

El mensaje de tus hojas en blanco,
es el frio de tu alma,
lo obscuro de tu corazón,
algo que se ha borrado,
algo que el tiempo
no ha destrozado.
Un mensaje de muerte inminente,
tanto así,
que la veo bailando alrededor.

Las letras,
no llenarían jamás
las blancas hojas,
mis manos,
mis ojos,
no cubren la blancura de tu piel,
no veo mis manos sobre ti,
no veo mis manos sobre el blanco papel,
mi pluma no escupe su tinta,
sobre ellas
imposible escribir.

Ciego
por los reflejos,
adormecido por el baile de la muerte,
siento el tironeo en mis brazos,
y comienzo un frenético baile,
y en medio de los giros enloquecidos
puedo verte,
cubres tu piel,
juntas tu blancas hojas,
recoges tu pelo,
me das tu espalda
y una última mirada
mientras te alejas,
mientras me derrito con la nieve,
mientras bailo con mi muerte.

E.I.

http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar

7 ago. 2015

No regreses

No regreses si no entiendes,

aborreces la miseria
que consigo trae
la soledad,
el miedo de la caída al vacío
ese sin fin,
que la pena da.

No regreses si no entiendes,
lo que es
de tantas almas
el alimento,
el motor de sus breves vidas.

En la tuya quizá,
engaño o no,
es probable que te ahogues en mentiras,
las tuyas,
y las de otros.
Solo un segundo,
caer
y quedar en sus redes
atrapado.

No es una palabra prohibida,
no,
tampoco es algo que puedas odiar,
tan solo comprender,
y aceptar.

No regreses entonces,
si tus ojos
obscurecen tu mente.

E.I.

http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar

2 ago. 2015

Valle

Más tarde,

más temprano,
ese valle en el que vives,
ese en el que viven tantos seres,
será cubierto por un manto negro
un manto del que nada ni nadie
podrá escapar.

Ese que en historias de ancianos
te hizo llorar alguna vez.
Ese lugar que quiso cobijarte,
pero solo te preparaba
para un escrito final.

Animales destrozados dan a este lugar
otra perspectiva,
otro color,
color que es supremo,
nos absorbe,
borra el verde de tu suelo,
el azul de tu cielo,
ahoga la esperanza de los seres,
incinera las almas.

Los días
fueron lo peor de esa vida,
las noches
lo ocultaban todo.
Horas de placer,
horas que no tienen significado.
Es hora,
de que apagues los colores,
y bajo el manto,
dormir.

E.I.

http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar/

26 jul. 2015

Espacios

Espacios,

solo espacios en tu cabeza
en tu hogar.

Animas los habitan
una multitud de espectros,
allí,
en ese pequeño lugar.
Tu espacio.

En sueños puedes oírlos murmurar
mas cuando tus ojos
rompen la nocturna rutina,
escapan,
o enmudecen,
jamás los has visto.

Ataca el sueño,
parpados rendidos ceden ante él,
y las risas,
roces,
comienzan.
Agitada mente,
engaña,
crees soñar,
pero invisibles manos
pasean sobre el cuerpo.

No temen a la luz,
solo a tu mirar.
Que fue de tu pasado
que eres vigilado por él.
De ti no se aparta,
y tu química estalla.

Día noche,
noche día,
soñar y jamás morir,
morir,
jamás soñar.

Cuando ya no pueda tu efímero cuerpo
soportar el látigo del agotamiento
y caigas en las sabanas,
todas esas ánimas
serán una,
serán parte de ti,
y de repente,
solo serás el pasado,
y volverás a ese espacio,
ese que se guardaba para ti.

E.I.

25 jul. 2015

Corto 2

I
Arrastrándose, rogando, lamentándose, viajaba así la vieja alma de una persona desamparada.
Un alguien abandonado por completo, nada sobre sus hombros, vacio por dentro, destrozado por fuera, un corazón corroído, y su alma, pues, en la cuerda floja.
Su mente castigada, comprometida, entregada a las manos de la locura.
Se arrastra, murmura, parece un canto. ¡Sí!, ¡lo es!, ¡es un canto!

II
"¿Seré recordado en algún corazón? ¿Habrá pena cuando vean mi cabeza besando este sucio suelo? ¿Me extrañaras? ¿Habrá un lugar para mí en tu fuente de recuerdos cuando haya desparecido? Dime, grítalo, aquí en mi oído, ya que sordo, pronto he de quedar."

III
No hay retorno, para este insano personaje, no, jamás volver, jamás ver la luz, la brillante noche.
¿Derramaras una lágrima en la seca tierra, cuando sepas que nadie me guardara un espacio para recordarme? He pasado por aquí, y no hay marca. Solo aire, solo estática.

IV
Aunque algunos conozcan su horrible final, esa larga carretera que todos habrán de caminar alguna vez, en donde solo se ve dolor, sufrimiento, propio y ajeno. En donde el dolor solo desencadena aún más y profundo dolor. Sanar, significa perder, sanar significa que una parte ha muerto.
Lo recorrido, no ha dejado nada, las huellas fueron devoradas por el famélico viento. Nada para ellos, nada para él.

V
Y en una habitación vacía, lúgubre, ni siquiera el sol asoma por la ventana, flores secas, y su aroma que ambienta este adiós.
Espaldas de quienes creíste te acompañarían, eso te dejaran ver.
Solo, arrastrándote, dejaras este inútil lugar.

Una marca, una que nadie vera, será todo lo que has dejado. La marca de tu lágrima al caer. Solo eso, nada más. Y el feroz viento se aproxima. Y la amada noche de ti se despide. La estrella que admirabas, aun brilla.
El canto que entonabas, desafina, y se quiebra.
El viento, ya no espera.

E.I.