29 may. 2011


Temor,
de escuchar el choque desesperado del puño,
contra el cuerpo de madera,
locura, en aquellos sonidos
que irrumpen por las hendijas de la puerta.

Temblores del cuerpo,
lo que imaginas,
lo que es en realidad,
enfrentar la realidad y aquello que la mente nos entrega.

El horror, de que la imaginación sea tu realidad,
que las pesadillas hayan sido toda tu vida,
y esa sensación de alivio de que todo ha sido un sueño,
solo han sido mentiras,
mentiras para ocultar tu infértil pasar.

Dudas, muertes, pasiones, verdades en el fondo de tu corazón,
tu alma vagando en la obscuridad de tu imaginación,
solo, completamente solo,
afrontar la locura, despellejar al que enloquece,
poner tu mejilla, para poder clavar en un costado tu puñal.

No será tu salvación,
salvaras al que golpea tu puerta,
liberaras al poseído de su eterna locura,
y serás quien deba poseerla,
así debes hacerlo, o la salvación de quien se oculta
será inútil.

Tomaras para ti la demencia,
te deslizas sobre el hielo ahora,
quebradizo hielo
más y más golpeas esa herida,
y este hielo cederá
por ti lo hará, y luego por siempre, se cerrara.

8 may. 2011


No veras, en siglos, la realidad,
si te humedeces solo de joyas y tapices,
jamás entenderás el aura que viste a los poetas,
si te ríes de su rimas, si no se reflejan en tus espejos.

No eres capaz de distinguir entre la noche y el bello día,
si lo que a ti te define son tus pertenencias,
los cortes de seda, no definen un pensamiento,
diamantes por dientes, no forman un poema.

Castillos derramados en la faz de la tierra no dicen nada de ti.
Nada de eso me define.
Mis ropas no son mi ser,
en mis manos no tengo nada que explique mis ideas, mis sueños,
ni siquiera esta piel, esta carne, esta pila de huesos.

Nada, de todo aquello,
nada , puede dar forma a mis sueños,
a mis ideas, a aquellas rimas que desparramo en viejos papeles,
nada define quien soy, excepto aquello que no puedes ver, ni tocar.

No eres libre, quizá no sea este tu pesar,
tu ilusión de la libertad es más grande que la realidad de tu prisión,
en mi prisión, aun en ella, soy libre,
no soy esas paredes, ni aquella comida,
soy lo que no ves, lo que no tocas.

Me matas, porque no entiendes,
me llamas loco, y a todos los que no caminan contigo,
me matas, y me ves desangrarme aquí,
en un lugar que no me sostiene,
pues ya nada puede sostenerme.

Gracias a tu ignorancia,
hoy soy más libre aun,
libre de esta bolsa de entrañas y huesos,
libre, y en otro ser,
reencarnaran mis pensamientos,
aquellas rimas, que horribles te parecieran.
Emergerán una vez más, mundos de fantasía en los que amaba vivir.
Habrá mas como yo, gracias y solo gracias a ti.

4 may. 2011


Tierra
Obscuridad
C
A
I
D
A
fallida oportunidad.
De ti, el alma han arrancado, las fieras, los lobos de tus pesadillas.
Sangre cubre tu cuerpo.
Lo que alguna vez corrió por tus venas.
Han arrancado todo de ti.
Lo que alguna vez has sido.
Has ocupado tu espacio alguna vez?

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...