15 abr. 2012


Pasos,
detrás,
los fantasmas de los caídos.

La muerte ha soplado fuerte hoy,
en este,
nuestro inventado oasis terrenal.

Viento de fuego,
calcinados paisajes,
solo eso es,
lo que ahora puedes apreciar.

Cada vez que observas,
caes enfermo,
en la caída,
ves cercana a ti,
una sonrisa maliciosa.

Escuchas los gritos,
desgarrados,
gritos que cortan gargantas,
piedad, odio, dolor,
todo se mezcla en ellos.

Todos desean correr libres,
pero es imposible,
gigantes manos, nos atrapan,
sogas al cuello nos detienen.

Ya nos se ven aquellas praderas
en verde bañadas,
solo suciedad y los restos de la maldad,
aun queda el último aliento,
de este viento que se agota.

Tu allí,
derramando tus lagrimas,
buscas escapar,
ocultarte del viento.
Es todo en vano,
has caído, y ya no te levantaras.

3 abr. 2012

En días como estos,
deseo no despertar,
días como estos,
plagados de falsedades,
en días así,
ruego un sueño eterno.

He de tener cuidado,
con mis deseos,
quizá se hagan realidad,
es lo peor de ellos,
así  dicen los que saben de ellos.

Este día,
en el que no he querido despertar,
en este día en el que sido arrojado
a esta maldita tierra, este inmundo lugar.

Días como hoy, que pasan, 
que dejan marcas,
que se repiten, 
pero el infierno de esa repetición,
acabara.

La espero en cada día,
me ha besado más de una vez
me acaricio más de una vez,
pero me ha dejado aquí.

Quizá, 
el temor me invada un momento,
pero se,
que la tranquilidad me llevara en sus brazos.

Lo que sientes,
nada vale,
lo que pienses y digas,
basura para oídos ajenos.
Lo que recite,
estremece al sonámbulo.

Si te alejas,
el odio es tu acompañante,
si te ocultas tras sus espaldas,
eres un niño, un inmaduro adulto.

Si recibes tal cual se presenta,
aun cuando te repugna hasta lo mas profundo de tu ser,
eres un idiota
un idiota al que todavía,
alas, no le han sido otorgadas.

Si te elevas,
con aquellos verdes ángeles
en un eterno fuego,
eres nada, eres nadie,
y tu personalidad es desecho.

Entonces, qué hacer?
he de preguntar.
Si pregunto,
soy desagradecido,
un ignorante frente a esta dadiva,
seré nada y no merezco ver la luz.

Pues bien,
recogeré mis cosas,
tomare el camino más lento,
el difícil, el que me hará sudar, sangrar,
ese que oculta aquellas manos,
armadas de filosas piedras.

Pues ya no importa,
les diré hasta nunca,
solo un deseo para ustedes.
Pueden lastimar mi cuerpo,
enfermar mi cabeza,
derrochen su vida en ese, su propósito,
háganlo,
ahora ya no siento el dolor,
ahora mis pensamientos, han volado mas allá,
ven mi cuerpo, pero yo, habré escapado hacia otro lugar.

1 abr. 2012


No más que una fría caricia,
efímera, fantasmal,
solo una fugaz caricia,
y abandonas el lugar.

Siempre oculta,
siempre pasando inadvertida,
cuando en ti busco un pensamiento,
me distraes y nublas mi pensar.

Sera solo hasta la noche
en que despiertes temblando,
y mientras veo frente a mi todo ese tiempo arrastrado,
unas frías manos arrancan un rojo corazón.

Ya no me distraes,
puedo pensar en ti,
dejas imágenes que quiebran mi alma,
te muestras, y enseñas como ha de haber sido,
me ahogo en lagrimas.

Jugaste a las escondidas tanto tiempo,
jamás me has dejado vencer,
esperaste hasta el momento exacto,
te llevas lo que alguna vez, regalaste.

Dejando en su lugar,
la tristeza de saber,
que solo fue un sueño,
que fue tan solo un juego,
ya no mas soñar, ya no mas jugar.

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...