31 ene. 2016

2215:29011604

2215:29011604


El parque despoja
de sus bancos
a aquellos que adoran al sol.

Sus arboles
acogen a las aves diurnas
en ellos duermen,
descansan sus vuelos.

El cielo es ahora
lugar de grises y ciegos
animales alados.

Es tiempo de las prohibidas artes
y esos elixires divinos,
que con el color de la noche
se vuelven indispensables.

El momento del poeta maldito,
su mente esta despierta
y sus ojos vivos
para captar los momentos
los sentidos.

Momento de los cantantes en los puentes
las cuerdas vibran sin temor
las botellas llegan a su fin
y algunos bailan.

Mas adentro pueden verse
escenas, para las cuales,
quizá tu alma aun no esté preparada
y quieras arrancar tus ojos.

Pero la noche
acoge a todos,
a todos,
escucha todos los lamentos,
y tantos son para los que han partido,
y los corazones rotos
se ocultan en ella,
mientras la luna seca sus penas.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

30 ene. 2016

0227:25011602

0227:25011602


Ignorada,
la primera vez,
el abrazo del fuego
y los huesos rozando tu tez,
una tez de cemento.

Extraños brazos
una mente infante
caras desdibujadas, desencajadas,
dolor y mentiras
desesperación en el aire.

El tiempo limpia los cielos
acalorada tarde
sol traicionero,
como siempre,
aviva su fuego
a cada movimiento.

En aguas verdes
tomaste tu oportunidad
allí presente
acariciándome, enamorándome
cegado por tus sonidos
me llamaste hacia el fondo de tus aguas,
malditas aguas verdes.

Teñidas de ese obscuro color
para que ojos pasajeros
no puedan verte
devorar a tus presas
allí, en el más profundo lugar.

Alguien jala mi brazo hacia arriba
un cuerpo borroso por tanto sol
por mis ojos ahogados
en tus verdes aguas,
ahogados, por mis lágrimas,
temor, llanto de niño,
un recién nacido,
ese fue mi llanto
explotando al emerger de tus podridas aguas.

Nacido,
parido,
apagado,
desnudo contra un paredón
¿es que el engaño
te ha llenado de rencor?

Ya no me tocas,
porque entiendes,
mi penoso despertar
bien sabes, y yo también,
que allí estaremos ambos,
ese día,
ahora me dejas aquí,
sabiendo que cada día
es una daga en el pecho
un cada vez más penoso,
despertar.

Ríes, cuando despierto
ríes cuando me dobla la pena
ríes cuando te llamo,
sabes, y se,
que esperamos nuestro demorado encuentro.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

24 ene. 2016

Engaño (II)

Notable esfuerzo,

lastimoso esfuerzo
castigas a tu alma
y la ofreces como cebo,
pierdes tu convicción,
estas jugando con tu destino.

Tanto despojo,
tanta demostración,
cuando en realidad, en tu espejo,
no eres más que un pobre reflejo,
y algo sube por tu hombro.

¿Eres aun verdad?
¿Eres parte de una realidad,
de ojos entrecerrados,
adormilados?

El espejo cae
cuando la imagen se retira,
cae más allá
de la tierra que te sostiene,
te ves caer,
ves como brazos que esperabas,
te salvaran,
solo te empujan.

Ya no tienes lágrimas
ese acto, no vera tu pena,
la sientes, te desgarra,
pero nadie la vera,
es tu culpa y escondes tu cabeza,
sabias de la mentira y el engaño.

Ahora con tus dientes
cortas tus venas
entibias tu frio cuerpo
el que esos brazos han soltado
ese que se ha secado de lágrimas
por perderse en otros ojos,
ese que permanece quieto,
junto a un espejo roto,
ese que aunque respira,
ya ha muerto.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

23 ene. 2016

1525:230115

¿Necesitas verme enterrado
para entender que no soporto
el inevitable comienzo
día a día?

¿Es que debe ser mi reflejo
el mismo que el tuyo?
¿Es que debo ser tu muñeco
y absorber tus palabras
y las de este entorno que me ahoga?

Es que para despertar
debo beber de las pociones
que los Poetas Malditos
debieron beber
para luego morir
reposados en sus excrementos
y adornados por la locura

¿En dónde falla mi palabra?
¿En dónde existo
y en donde no?,
pues yo, aun no lo he descifrado.

El día existe,
yo no existo en él,
mi estómago se abre,
mi carne se abre
mis entrañas caen,
piso una tierra que me sostiene,
y allí cae todo mi cuerpo

Ahogado por tardes agobiantes
ensordecido por voces que pasan,
aun así,
me muestras en tu calle
sentado
ahogado
con mi boca abierta,
dejando asomar
los cristales de mi saliva.

Esperando por nada,
por todo,
por lo que ha pasado,
y ahora me lamento,
me he quedado quieto,
y el tiempo,
chiquilín endemoniado,
me ha azotado.

Ahora solo veo el reflejo de las luces,
ya no soy luz,
no descargue la furia
escogí la puerta equivocada
no veré a mi otro yo (¿el verdadero?),
solo veré las inmensas y obscuras fauces
de quien se quedara con mi cabeza
mi alma
y esos deseos que aun,
aun…,
lo son.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

17 ene. 2016

Cuadro

De imágenes, de mentiras,

das de mamar
a famélicos corazones.

Que sabes de sentimientos
si solo domina uno
el mismo
el eterno.

Bajo el vuelo de negras aves
comienza tu errar
por los puentes que nada unen,
adiós a la luz,
muerto el día, muerto el rey,
la obscuridad reina,
y allí, lo que persigues,
el reino de los condenados,
los locos, bohemios embriagados,
buscas a cualquiera
que te arroje a los excesos.

Un cuadro en la calle,
escondida imagen
puedes verte entre las pinceladas,
oculto, puedes verlo, no tocarlo,
tu olvido,
restaurado, en un simple cuadro,
y un futuro coloreado en rojos y negros.

De que sirvió tu cruz de aceite,
estas a la deriva,
no quiero tu beso en la frente,
no quiero tu beso de la muerte.

Festejas tu último exceso,
brindas por el cuadro,
por todo lo que has secado en el camino,
el agua no puede,
revivir nada de eso aun.

Ha merced de un mundo
que no cuida de sus hijos,
ha merced de una vida
que se acuesta con la muerte
noche tras noche.

Inmerso en el cuadro,
en tu exceso,
en tu cabeza,
las aves detienen su vuelo
caen sobre ti,
pues ya no tienes nada,
las aves retiran tu cuerpo,
ellas te arrojan a esa fosa,
la de los condenados.


E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

16 ene. 2016

1522:121215

Diferente decías,

y un manto de mentiras
cubría tu escamado cuerpo.

Dejabas tu espacio
escapabas de las preguntas,
atrapado yo,
en tu manto
no podía pensar.

Solo quedaba mirar un momento más
el cielo azul,
descifrar las formas de las nubes,
intentos fallidos
por imaginar tu mirada,
pues muchas se mezclan.

Inmóvil puedo ver como
sigilosamente se acerca la tormenta
me golpea
me arrastra
cada golpe
es merecido.

Mis manos ya no pueden aferrarse,
a estas, tus mentiras,
y mi mascara caerá,
ruego llegue la noche
y me oculte tras su luna.

Pedazos de mí en todo el lugar
separada la pena,
separada el alma,
busco el árbol que cobija,
y allí me enamora el frio
y duermo.

He abandonado mi espacio
llénalo con otra alma,
otra que a la vida ame,
tus ojos nunca más veré,
ya no recuerdo su color,
solo veo la obscuridad que ocultaban.

El pasado me ha rechazado,
pues existí, y ya no mas
la tormenta ha borrado mis pasos,
jamás te tuve,
jamás acaricie tu sedosa piel,
jamás dije adiós,
solo queda una piedra
en el fondo de algún mar.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

14 ene. 2016

1529AS:140115

1529AS:140115

[“Dead cats, dead rats. Sucking on the young man’s blood” Jim Morrison]

Muertos que no lo están

vivos que no lo están
la música, suena desafinada,
oídos sangran.

El cuerpo se viste de rojo
en una fotografía de fondos verdes
y azules.
Los animales mueren
si los acaricias
su carne se deshace
a cada roce.

Sus palabras engañan
endulzan los oídos
el sonido de su voz embriaga
y sin dudarlo
haces frente al precipicio,
la música, suena aun, desafinada.

La piel, ya toda de rojo teñida
ensucia el verde de este paisaje,
más avanzas hacia el fondo infinito,
más grises tus ojos pueden ver.

Más te adentras al infierno,
más te reduces a nada,
el borde de tu precipicio, tu estas allí,
sangre, fuego, grises, la voz.

Absorbes esa voz,
el sonido,
dulce voz.
Engañado por uno de tus tantos demonios,
suavemente toca tu espalda,
y estas fuera del paisaje.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

10 ene. 2016

Bosquejos

Bosquejo de aquello que no existe 

el roce de tu mando en medio de este desierto
el roce de tu mano vestida en arena
arena, que no es otra cosa
que todas nuestras penas,
todos nuestros demonios,
allí, tirados.

La antigua batalla que nos extermina,
antigua batalla que no conoce fin,
en un círculo infinito
va pariendo más y más catástrofes.

Mientras tanto, tú, yo, la luna,
arena, por sangre manchada,
por lagrimas saciada.
Arena devorando las huellas,
los pasados,
enterrando el presente,
y nada se ve más allá de estas dunas.

Busco el oasis,
y me encuentro con el espejismo de mi muerte
tu mano, la mía, espectadores,
lloramos por nada,
y la arena bebe,
ofrezco mis brazos,
córtame las venas
y bebe de allí también.

No te ocupes de limpiarme,
el viento caliente
me secara,
no te preocupes por mis restos,
esta arena me cubrirá,
busca tu oasis ahora,
yo estaré aquí,
quizá duerma y antes la bese,
quizá muera y antes me abrace a ella
y la bese, y me ahogue con su lengua.
La besare, y su saliva me dará el conocimiento
de todas esas almas,
y luego, ya si,
me enterrare.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

3 ene. 2016

El que reina

Fin.

quien te necesita,
la noche
asoma su final en la montaña,
pero…
no deseo tu fin,
noche,
acógeme en tus negros mantos
arrópame,
dame sueños,
miénteme,
no dejes que los embriagadores licores,
esos, que solo tú posees
lleguen a secarse,
noche,
no digas adiós,
pues puede ser el último que me des.

Noche,
tanto tiempo de rodillas pidiendo por ti,
llegas,
y tan pronto te vas,
derramo una lágrima por ti
cada vez que siento que desapareces,
mi corazón ya no late,
me quiebro al ver tu partida,
por favor,
obscurece estos ojos,
tristes, cansados, abrumados,
no me dejes con el día,
no deseo ver
lo que consigo trae,
noche,
por favor,
embriágame
y no me dejes oír tu adiós,
embriágame y arrópame
déjame dormir contigo
por siempre
por siempre.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

1 ene. 2016

Nueva vida

Acabas de nacer,

¿estas vivo?
Cuentas tus pasos,
¿estas vivo?
Te abrazas a sentimientos
¿estas vivo?
Sientes y expresas dolor
¿estas vivo?

El dolor es lo único que recuerda
que aun te mezclas
entre mortales
de cualidades únicas
con efímero pasar.

¿Cualidades únicas dices?
Si,
amar para quien sabe lo que es,
odiar para quien sabe lo que es,
y entre ellos,
aire, muerte, y tú.

¿Vives o despierto duermes?
¿Qué harás cuando las luces se agoten?
Tu mano es un puño,
no tuviste a tu lado
quien la abriera, quien la tomara,
y te llevara a la experiencia divina,
de conocer,
de saber, si sueñas o si vives,
o tan solo pasas soportando caminos espinosos
hasta el infinito salto final.

Vagaras el resto de tu vida,
¿tu vida?
ríes mientras lloras,
la ignorancia mezcla tus emociones
y buscas ahora
desesperadamente esos ojos,
esos ojos, y esa mano.

¿Estas, aun, vivo?

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...