31 dic. 2015

Un minuto mas

Un minuto más


No observa el paisaje,
no lo transita
solo lo ocupa
no está inmóvil
el tiempo lo empuja
un gesto despreciable
risas, detrás de ti, un pasado sin recuerdos,
un futuro presente que se derrite.

Cuida tu alma
es débil,
veras en ambos costados de tu camino
pequeños demonios
quieren amamantarse de tu alma
frágil alma.

Algunos escapan
al oler tu corazón ya muerto
el latido sin sentido,
se ha liberado,
desecho, destrozado.

Las aves,
no son tus compañeras,
son las Arpías(*) de otros tiempos,
que han venido a por ti,
te abrazas a ellas,
las besas,
beben tus sueños,
tus ganas,
aladas, con ellas subes,
no caes,
aun así, el vuelo no es siempre hacia arriba,
sigues el eterno beso,
y ya nada queda dentro de ti.

Alguien que todo lo ve
suele decir
que en sufrimiento
y solo en el
vio tu sonrisa.

E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar

(*)En la mitología griega, las Harpías o Arpías (en griego antiguo Άρπυια Harpyia, ‘que vuela y saquea’) eran inicialmente seres con apariencia de hermosas mujeres aladas, cuyo cometido principal era hacer cumplir el castigo impuesto por Zeus a Fineo: valiéndose de su capacidad de volar, robaban continuamente la comida de aquél antes de que pudiera tomarla. Esto las llevó a pelear contra los Argonautas.

En tradiciones posteriores fueron transformadas en genios maléficos con cuerpo de ave de rapiña, horrendo rostro de mujer, orejas de oso y afiladas garras, que llevaban consigo tempestades, pestes e infortunio. Esta es la forma que acabó por imponerse y que ha pervivido hasta la actualidad

27 dic. 2015

Tu odio mas puro

[…mariposas blancas, mariposas negras, puedes ver tu destino en diferentes colores, libérame de lo que hace que inundes tu rostro en lágrimas, libérame de todo aquello que te reduce a solo la risa y felicidad, libérame de mis virtudes, y de mis fallas, deshazte de mí, libérame de tu aura que consume…]

Todo se confunde, todo se extiende,

reincidir, inevitable se torna para mí,
vida, muerte, recuerdos, sueños,
divididos inútilmente
pues la verdad, todo es uno,
nuestra mente da vueltas y engaña.

Demoniacas piernas, tentadora carne, calor,
las beso, las acaricio,
elevándome hacia al cielo me siento,
vuelo sin fin.
¿Demonios menores en un cielo azul?

El gris ataca un nuevo día
el sueño se rehúsa al abandono
una tímida luz, y negras nubes
comienzan a decorar el antes azul cielo,
¿Qué escondes en aquellos colores?
Duermo con la dama,
que he de esperar.

Mi tiempo, te encierra,
mi tiempo despierta contigo del brazo,
es la mezcla del cielo, infierno y tu cuerpo,
que lucha por no pertenecer a ningún lado
y a todos.

Sonríes si mi herida sangra
sonríes si la noche no cicatriza
esta, mi herida, tu herida.
Arrojando migajas
tu mano celestial,
la misma mano que esconde el fuego.

Atraídos, embriagados por la belleza, por la mentira,
el cuerpo, los ojos, la espesa cabellera,
el aroma que arroja tu piel.
La belleza,
nos oculta el fuego en tu mano,
en llamas nos elevamos hasta el sol.

Aturdido, engañado
la dulce voz que acurrucaba el viento
ahora un horrible chillido,
la feroz tormenta comienza
sobre este cuerpo
esas, tus ganas de dañar,
destrozas mi madriguera,
abrazada al cielo y al infierno te veo,
robas mi alma,
devoras mi corazón,
bajo un sol cómplice,
manchado por tu maldita crueldad.

Tentaste a mi noche,
tentaste todo lo que tenía,
incinerado mi cuerpo
los perros ya roen mis huesos,
sin cielo, sin infierno, solo el limbo.

Y en la eternidad,
la maldita aborrecida repetición,
allí, esperándome,
tiene tu cara, y tu sonrisa de fuego,
tu cara, no puedo odiarla, no puedo tocarla,
pero sonríes,
te abrazas a mi noche,
y sonríes.

E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar

25 dic. 2015

Recuerdos (V)

Aun tu recuerdo,
Añadir leyenda

allí.
Tu flor en la tempestad
el vuelo rasante de la muerte
un ave de rapiña
y las presas,
luchando contra el viento.
Y te ve a ti.

Feroz,
algo temerosa también,
los rostros engañan,
debes cuidarte de la caricia en tu espalda
la caricia que hiere,
la que luego será una daga
atravesando tú ser de par en par.

Aun el recuerdo,
flotando allí,
la flor, tu flor,
la tempestad,
tú presencia.
El viento ensordece
el ave aun allí,
gira, y en cada giro,
se lleva parte de tu alma.

Ojos cielo,
aun allí,
ahora o nunca,
llego a ti, mírame,
la última vez,
como la primera.

El ave se ha posado,
su vuelo ha llegado a un fin,
otra vez la caricia,
y la daga del final.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

20 dic. 2015

Bosque(V)

Cacería,

búsqueda,
detrás, la gran boca de luz
frente a tus ojos,
el húmedo bosque,
sereno, asechando,
tan negro en su interior,
allí,
no domina la razón.

El animal,
el más feroz,
has dejado de ser,
aquí,
el humano es solo carne,
reducido a la desesperación
esperas, sin saber, entre inmensos arboles
el toque del bosque,
el toque de tu muerte.

Obscuridad
ahogo
es doloroso el respirar,
sudor,
tu orgullo no deja detener tu búsqueda,
tu perdición.

El vientre del bosque,
tu final, es parte de su continuidad,
tu valentía se ha quedado varios pasos detrás
infinitos brazos
infinitas manos
el bosque adorna tu cuello,
la presa deseada.

Muy lejos del sol,
lejos de aquella boca que te sedujo,
saborea tu ahogo, tus rodillas se hunden en el lodo,
las ramas arrancan el aire de tu pecho.

Ojos negros,
un cuerpo ya sin vida,
el que en otrora fuera feroz,
ahora eres parte del lugar,
eres lodo,
eres abono en este lugar,
en el que nadie reinara.



E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

19 dic. 2015

1517:051215

Entre plegarias y sollozos

preguntas aquello que ya sabes
cuál es la preocupación
si del otro lado te encuentras ya.

Alégrate pequeño,
alégrate por tu destino
siente el calor de las velas
rozando ligeramente tu cara,
blanca piel.
Allí estas ahora,
donde querías,
cómodo en ese, tu lugar.

Formas inexplicables
crean tu entorno
sonidos,
aire,
y nadie alrededor.
Solo aquellas formas.

No esperas la noche,
eres parte,
rostros comienza a mostrarse,
no sueñas,
simplemente es la realidad
fuera de ti.

Tu sonido esta ahogado,
tu movimiento agotado,
solo puedes reposar allí,
en esos lienzos de seda,
perfectamente preparados
para ti.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

13 dic. 2015

2017:121215


https://www.facebook.com/maria.fitzgerald.31542

La forma de los cuerpos
el color de los arbustos
la fuerza del viento
la hermosura y la ferocidad
de la naturaleza.

Contradicciones,
siempre contradicciones
choques, furia calma,
todo junto
todo a la vez.

Analizar la completitud
de lo que aún no se entiende,
has de tener cuidado,
ahí reside la semilla de la demencia,
hermosa demencia,
espera, espera,
a ese que buscara el límite
en lo que no tiene fin.

¿Las formas, son las que ves?
¿La fuerza del viento,
es la caricia o el castigo?
Verdes que pueden engañarte,
colores que nombras
más nada son,
todo junto,
todo a la vez.

Ajado sol,
ajada piel,
árida tierra,
y la luna
hermosa y fiel guardiana,
encima de todos
abarcándolo todo.

Oculta lo que debe ser escondido,
da brillo de diamante
a lo que debe relucir,
Luna bella, única,
sosiegas el látigo del sol,
las odas suben todas para ti.

Todo al mismo tiempo,
todo junto
de una sola vez,
pensarlo, recuerda,
enloquece.

Amanece,
el nacimiento es el primer rayo de sol,
piensas en el momento,
la luz toca la semilla y germina,
la espera llego a su fin,
florece dentro de ti
la demencia,
todo junto, todo a la vez,
florece y abre tu cuerpo
lo reduce a millones de pedazos,
ahora gobierna ella,
tu locura.

E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Ilustracion de Maria Florencia

12 dic. 2015

Extracto

Extracto Cuento Inconcluso.

…y en el medio de tanta  conversación sin sentido te acordas de esa poesía que nunca dejaste, raro, a veces es raro, costaba un trozo de papel cualquiera y algo para escribir.
       “ Eres mi rio,
         eres el agua en el fuego,
         me arrastras hasta tu garganta
         arrojándome sin piedad
         sin salvación
         gran vacío.
          
         Eres sangre
         en mi sangre
         aire que mueve mi pecho
         eres el pecado
         que he de cometer.

         Me encuentro luego
         flotando en el aire
         flotando en el agua,
         quizá otro rio me acoja
         y me lleve a otro lado,
         a otro fuego,
         a esos que el infierno prepara

         Todo lo que dibuja el paisaje
         sin duda, yo lo he elegido
         todo lo que ha muerto en mis manos
         de seguro yo,
         lo he matado,
         me arrojo sin pensar
         no me opongo a ser arrastrado
         a la eterna repetición
         a la eterna caída
         a la eterna ignorancia
         de saber si he vivido
         o si nunca he existido.”

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

8 dic. 2015

1555.08122015

Nacido bajo un cielo en llamas,
un océano manchado
penetrantes rojos
tierra agrietada
conejillos desangrados
desparramados en aquellas grietas.

Corriendo los telones
allí,
en el otro lado de escena,
el vapor, el humo,
el aroma de los sexos,
otra guerra,
otro fuego.

Disparas palabras,
entregas tu cuerpo,
arrojas tu alma,
aúllas a la luna,
y no le temes al sol.

Buscando en viejos libros
en amarillentas hojas
en el fondo de un vaso
en el fuego que rodea
buscando
intensamente,
sin darte cuenta
que el fuego acabara consumiéndote.

Buscas,
nada guardas para ti,
no tienes techo,
no lo quieres,
escupes sabiduría
cortas parpados
para que puedan ver.

Consumido,
te entregas,
has dejado un pasado presente,
has sido tan veloz
que has asesinado a tu futuro
y el pasado jamás podrá borrarse,
te vas,
pero nadie lo sabe,
ni siquiera tú.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

08/12/1943 James Douglas Morrison - Gracias Lizard King


6 dic. 2015

Hermosa Noche

1454.06.12.15

Luz de vela,

un corte en la obscuridad,
dolerá en tu seno
fantasmagórica noche,
alejara algunos de tus demonios,
mientras otros jugaran a su alrededor.

Dulce paz,
dulce y acogedora noche,
siempre deseando tu llegada,
portadora de placeres,
de la hermosa paleta de estrellas.

Acoges a los locos,
los bohemios y más,
le das bebida, comida, aposento,
y despides a los que corrompen la paz
les envías al sueño,
las pesadillas,
los engañas, los embriagas,
y allí quedan,
en el camino.

Hermosura
que entiendes de penas
que lames el dolor
curas heridas,
abres profundamente otras,
los amantes de tu llegada
así lo queremos.

Solo una vela,
para realzar tu color,
y espantar al siempre vigilante demonio,
el que locura consigo trae,
amamos la locura,
solo en ocasiones
la despreciamos.

Profunda, intoxicante,
desinhibidora noche,
acógeme en tu seno,
corta el cabo de la vela
no temeré
solo ciégame
y llévame.

E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar


5 dic. 2015

0007.051215

0007.051215


El cuerpo, vacío,
el elixir que eleva
se ha agotado,
reemplazado por aire solamente,
un cuerpo, vacío,
en la tierra no se hunde.

El eco de una pena,
muy antigua,
llega y se cuela por los orificios,
y anida,
y repica,
y juega,
y reclama, reclama, reclama,
que se hunda este cuerpo.

Vacío
en la noche que enamora, vacío,
la sangre, las lágrimas,
seco,
abandonado,
alma vagando,
extasiada por la noche.

Una barca podrida,
hueca,
esperando el peso de la mariposa
para deshacerse,
para volver a la nada,
el peso de algún recuerdo
y deshacerse,
el recuerdo que no llega,
la mariposa que evita al cuerpo,
putrefacto, penoso cuerpo,
y allí espera,
vacío, vacío, vacío,
como esta noche
que todo lo absorbe,
esta noche,
tan vacía, tan profunda,
tan vacío el cuerpo,
que hasta mí amada noche
me ha rechazado.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...