Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2009
Imagen
Dos.
Demasiadas manos agitándose además.

Dos. Sangre.
Los demás, diferentes. Humanos de jardín.

Mismas venas. Valores.
La vista, el oído. Engañan.

La soledad juega sucio.
Humedece la roca. Nubla los sentidos.

Tanto perdido (?)
Seguía tus pasos y cortaba mis venas por ti.

Los demás, que decir.
Nada. Los odiare un momento. Y olvidare luego.

Seres históricos han devorado a sus hijos.
Traiciones y tragedias en libros sagrados.

Entonces tu puñal, es nada.
Es solo mancha en este mundo de traiciones.

No existe. Tu tampoco.
Has muerto. No soy tu asesino.

Solo he cerrado por siempre mis venas.
Ayúdame, a nacer otra vez.
Limpiar los sentimientos,
borrar pensamientos.

Ayúdame,
así podre perdonar.

Dame una habitación,
sin puertas ni ventanas
sin vida, sin luz, quizá así olvide.

Ayúdame
y así perdonare.

Miradas extrañas.
Gritan irreconocibles voces , que callen de una vez.
Se es extraño cuando se piensa demasiado.

Ayúdame a nacer
y perdonare.

Ayúdame a volver.
A ver.

Una última mirada,
luego te daré la espalda y me marchare.
Pequeña estrella,
tan pequeña.
Tu luz no llega a entibiar
fríos pensamientos.

Tu lejanía,
insignificante vuelve a cualquier distancia terrenal.
Apagaste tu luz cuando el espíritu del niño se elevo.
Cuando morirá esa ambición de poseerte?

Eres parte de un cielo infectado,
observando a una tierra de demonios,
aun esperas por nosotros?
Tu luz. Ha desaparecido?
Eres ya fantasma en eterna pena?

Estabas allí antes de los nacimientos.
Mi nacimiento.
Estas aquí ahora?