6 oct. 2009

Pequeña estrella,
tan pequeña.
Tu luz no llega a entibiar
fríos pensamientos.

Tu lejanía,
insignificante vuelve a cualquier distancia terrenal.
Apagaste tu luz cuando el espíritu del niño se elevo.
Cuando morirá esa ambición de poseerte?

Eres parte de un cielo infectado,
observando a una tierra de demonios,
aun esperas por nosotros?
Tu luz. Ha desaparecido?
Eres ya fantasma en eterna pena?

Estabas allí antes de los nacimientos.
Mi nacimiento.
Estas aquí ahora?

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...