Angeles caidos



Ángeles caídos,

las alas que de sus espaldas
se erigían imponentes,
solo son,
ahora,
cenizas,
y ramas hacinadas,
el fuego,
la metamorfosis,
el ángel,
ahora,
demonio.

Azotando con tu voz,
lo inútil de su caída,
la caída fue por ti,
“las mentes,
de ustedes,
carne sin alma,
son frágiles”,
replica el caído ángel.

El látigo lacera su espalada
que antes albergara esas alas de hierro,
perecerás
a causa de tus ideas,
las consecuencias,
están en marcha.

No más fieles a tu guardia,
has fallado.
“Tú has desviado tu camino”
el ángel grita,
entre sangre y dolor.

El tiempo otorgado
está contando tus últimos
granos de arena,
desgarraremos
lo que tú llamas
el maldito milagro de vivir.

Serán, seremos
los nuevos malditos.
Era parte del azul,
gritaba el excremento celestial,
ahora soy fuego,
y maldad,
la contagiada por esta tierra
infecta, putrefacta.

Mi bandera es la muerte,
la tuya,
será la tela que te cubra,
destruiré tu carne,
tentare tu alma.
Nada has aprendido,
estuve siempre cerca,
intentando limpiar tu alma,
tu mente,
ahora he sido expulsado
por mi fallida tarea,
y tú, tu vendrás conmigo,
a los impiadosos cuartos
del infierno.

http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar/

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tiempo 2118

Patios