Entradas

Mostrando las entradas de 2017
Vagos recuerdos de una vida que paso, vanos intentos por demorar el amanecer, se ha olvidado del horror que arrastra el tiempo, olvido que la vida a de cobrar.
Bajo telas usadas por anteriores pasajeros, en viejas y hundidas sillas, un ultimo descanso, el hastío se hace presente, carne.
Es necesario este desvío? Inminente, las sombras caen otra vez. Así ha de ser, por siglos lo fue, y sera. No el ultimo, no el primero, solo...una pieza mas.
Sueños invadidos, cuerpo destrozado, carne duele, alma gime. Derrota.
Bajo húmedas paginas estará, lo sentido, lo escondido, el ojo que no veía, dibujaba allí, en su blancura ahora interrumpida.
Atrás quedan aquellas pulcras paginas, abandonan su nada, para guardar los secretos, los miedos, alegrías y penas. En el ultimo descanso ofrecido,
la pagina final escribe un adiós.
E.I. http://poesiasoscuras.blogspot.com.ar/
La nada, el vacío, todo lo corrompe, lo destruye primero, luego, lo absorbe todo. Allí en la colisión de los pensamientos, de los tiempos, tu, eres quien grita, desesperados gritos, más y más fuerte, como te ha destrozado esta vida, gritas, pero nadie escucha, la nada es absoluta, tus gritos se ahogan en ella, ni siquiera llegan a tu puerta, no pueden, dudo, que algo salga con vida de tu garganta.
Acosado por las mañanas, las horas, las noches, que antes soñabas, y ahora hieren hasta los huesos. Temes la confrontación, nadie puede salir vivo de ella. Nadie.
El abandono, el dolor en tu pecho, y tu cara cayéndose a pedazos, sientes el frio calar tus huesos. Te has secado de lágrimas, pues en cada deseo de hacerlo, notas que este estado, este limbo, te ha consumido hasta eso, hasta una miserable gota de agua de tus ojos.
¿Los sueños? Ya has olvidado lo dulce de los sueños, solo quedan algunas amargas pesadillas. En ellas todo se vuelve loco y endemoniado, fuera de tono, no hay más finales felic…

Partes

Imagen
Nada,
obscuridad absoluta, ni siquiera un pensamiento, una idea, no existencia absoluta explosión la luz la tierra sudor colores, agua, día, noche correr y jugar caer y levantarse tocar, ser tocado dos, pensamientos, alegría, tristeza, el eterno caer una mano, y aún falta algo.
Fuego carbonizado papel, cenizas, recuerdos y lloviznas más que todo menos que nada tierra humedad falta algo, nunca ya vendrá agrietadas manos, frentes fuego aire apagados sentidos ahogo inyectados ojos soltar la mano no más fuerza viento solo viento ceniza solo cenizas en el viento.
E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Agujas

Imagen
Movimientos,
suaves roces,
nada tienen que ver
con la voluntad
de este cuerpo,
de alguna manera,
parte de esta frágil y precaria carne
se mueve.

Frías manos,
las de un soñador,
el que sueña despierto,
el que vive dormido,
el que vive
día a día
su muerte tan ansiada,
su escape de esta prisión al aire libre,
en donde la libertad
no es más que una palabra,
una mala palabra,
una mentira,
esa libertad, existe,
solo en las mentes tan poco desarrolladas
de muchos de los que vagan por los paramos
de esta cruel tierra,
bañada en sangre,
que tantos evitamos ver,
hasta que nos ahogamos en ella.

Pero siempre se cruza la imagen
la que un principio creí,
era un maldito reflejo
una imagen fantasmal,
luego del roce de mis dedos contra
tu suave piel,
solo pude pensar que
era una cruel broma,
como tu abandono.

Para el asombro de mi tacto,
el asombro de mi mente,
ojos y todos los sentidos,
estabas frente a mí,
esperando no sé qué,
pero tuve el regalo de tu sedosa piel
en mis manos,
fue para mí,
como la…

Nieve

Imagen
Desgarrador frio
que hiela tu carne
y enloquece
pues tu corazón
puede mas
su frio puede más.

Tal vez
una vez
fue un acogedor corazón
no ahora
no mañana
¿ayer?

Amargos los recuerdos del invierno
que tan feroz llega
tan tímido se va,
maldito invierno-infierno
hermoso a la vez
pero esas valijas que cargas
aun me destrozan.

Desnudo
solo carne y huesos
me ahogas
dibujas puertas en la nieve
blanca muerte
volando en un recuerdo
en una mentira
me desgarras
y me hundo, me hundo
en tu blanco vientre.


E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Sensaciones

Imagen
Sensaciones,
aquellas, que nos dejan pasmados, sensaciones, que saben a muerte. Sensaciones, que nos estremecen hasta los huesos.
Un trozo de sucio papel, hay vida en el, la hay, alguien ha plasmado sus pensamientos en el. Pero algo muerto, para aquel, que solo ve un sucio trozo de papel.
Dolor para el que ha dejado caer sus demonios en el, sufrimiento al leer, lo que tanto mal le ha hecho, sosiego y calma luego de desprenderse de todo eso que lo mantenía prisionero. Todo aquello que lo invadía y enterraba.
No queda nada dentro. Solo queda ese vacío, que permite, en ocasiones, conciliar el sueño, un vacio que no tardara en alojar otra vez, a esos fantasmas, pasados, futuros, y aquellos que mas quiebran sus rodillas, los presentes.
Una nueva hoja en blanco, única cura, tantas caras alrededor, y ninguna puede ayudar, solo ese trozo de papel, muerto para el que no ve, vivo para él, que le entrega partes de su vida. Muerto luego, cuando lo hace a un lado, cuando lo arroja en la montaña de papeles.
No existe más en él, e…

Paciente

Imagen
Paciente,
paciencia, sentado, o de pie, paciente, deseando saber si esto es un juego, tu juego.
Tocando el viento aquí, en verdes campos, engañado por imágenes, no es esto real, es parte de un diabólico juego.
Fe deteriorada, la locura es normal, la mentira es la verdad, el cielo no es azul la sangre es la lluvia lluvia en la que te mojas.
Temeroso cuerpo, agrietándose, paciente aun, no sabe bien si es un juego, un maldito juego, una horrible prueba.
Debe serlo, aun la cordura permanece sin embargo, los colores cambian, las nubes caen y los ríos enrojecen, ya no habrá agua que beber.
Ha salido el sol, tu sol, pero aquí todo es negro, negro, negro y fuertes rojos, me baño en tu negrura, las voces llegan desde lejos, pero están aquí.
Ruegos, susurros, gemidos, no hay felicidad en ellas, solo dolor, profundo dolor.
Ya la paciencia se ha ido, dime si es un juego, si es verdad, mi cuerpo esta hueco, pues mi alma ha muerto, arrastrada por tu obscuro mar, dolor de la carne,
Temprano, demasiado, para un día no tan especial, ni tan diferente a los demás. Casi sin darte cuenta, inmerso, ya estas, en la multitud. Puedes sentirte menos que nada, más que todo (eso nunca ha sucedido aun). Pensar y luego existir dicen, bueno, en nada pensabas cuando despertaste, no existes entonces, por suerte. Inadvertido caminas entre ellos, esquivando a cada uno que se acerca demasiado, no quieres rozarte, mucho menos, chocarte con uno de ellos. Y mucho menos aún, tener que hablar, ya sea para ofrecer o aceptar una disculpa.
Caminan en línea recta, quieren destrozarse, ojos en sus objetivos y a empujar todo lo que se interponga. Indiferentes rostros. Miles.
Los aborreces, a todos, y luego recuerdas que eso no está bien, que odiar, es también un sentimiento, y tú no has de permitirte sentir nada, ni siquiera odio, tan solo debes ignorarlos, borrarlos. Así, la calle, se hace más amena, menos depredadores, quizá hay varios ocultos, pero temerosos de mostrarse, ya que no perciben temor,…

Cielos

Cielos teñidos, en algo parecido a la sangre. Alma que se acurruca en un sucio rincón.. la razón ha dejado de existir.
Miedo si te tocan. Afilados puñales son tus guardianes. El árbol cobija de la tormenta, te traicionara atrayendo la luz.
Se confundirán, tu deceso y tu nacimiento, eres menos que nada, eres todo,
eres uno.

Mientras

Imagen
Despertar y no hundirme en tus ojos,
despertar y ver mi sueño aun entre sabanas.
Caminar y creer que es una mentira, caer y no sentir tus brazos.
Cerrar los ojos, llenarme de tu recuerdo para sentirme luego,
tan, pero tan vacío.

Parpados

Imagen
Despertar de una muerte esperada,
encerrarme en tus ojos, tu voz, envenenada por los vientos de este lugar.
Despertar nuevamente y repetidas veces, un sueño dentro de otro, pesadillas que se mezclan, acaricio tus parpados, el aroma de la muerte, esa sensación de no estar solo, está presente aquí, te huelo, te siento, ¿eres ella?, mientras pienso, beso tus parpados.
Sensaciones falsas, pues sueño dentro de otro sueño, no puedo decirte donde deberás buscarme, más tu bien lo sabes, en esa intrusa pesadilla me enseñabas tu mano y descubrías mi lado oculto. Y mientras tanto, beso sus parpados.
Vuelvo a telas manchadas, a viejos patios, destruidos lugares, fantasmas ya, amarillos libros, cuerpos desintegrados, no hay verde allí, en mi ventana, el ave está en el piso, se desangra, en tu hombro se posa, y mientras tanto… beso tus parpados.
Sueño de otro sueño, allí me has abandonado, mientras en cenizas te escapabas, rotas promesas de un final juntos, mientras tanto… beso tus parpados.
E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar
Efímero es el deseo, no el tiempo, el es eterno, son nuestros cuerpo los débiles.
Escupidos en la tierra, sin ninguna intención de salvarnos, hormigas en una granja, mientras un malévolo niño nos quema con su lupa.
La misma luz, que sigue nuestros pasos, esperando un desliz en nuestro pensamiento para acabarnos por siempre. En eterno fuego, la piel se derrite.
Vulnerables a la soledad, al tiempo, a los sentimientos. Nada, somos nada.
Insectos. Menos. Nada. Temerosos a nuestra sombra, buscamos en brujos y alquimistas el perdón y el fin de los miedos.
Inútiles a la tierra, no nos necesita, solo estorbos,
ven niño, acaba todo esto de una vez.
E.I. poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Otro camino

Imagen
Desde lejos ver
los desbastados caminos que solo hacia un final pueden guiarme, recorrer con mi vista el vasto y maldito lugar, desde lejos voces me irritan dientes rechinan.
Agua reflejando mi ser, agua que cae agua que no puede limpiar estos caminos, miradas al costado cuchillos sobre mí, idas, vueltas, la palabra es la misma, el infierno se adueña de los descansos, enfocarse en seguir, lanzas apuntan a mi espalda, el regreso es impensable, solo queda seguir, seguir.
El piso, bajo mis pies tiembla, las voces, las miradas, las filosas armas, jamás los he dañado, y aquí, me hostigan a seguir por un camino que me consumirá, me dan su odio, lamen mi sangre de sus manos, mi sangre.
Jamás he bebido de sus pozos, ni he comido de sus animales o de sus huertas, jamás he jugado, ese, su juego mortal, ni les he deseado nada, ni el bien, ni el mal, quizá fue eso, el ignorarlos, y ahora, esto, este camino, este marchar, voy hacia donde termina el día, voy hacia donde cae el sol, voy a creer que he de poder volar.


E.I.
poesiasoscuras.blogspo…

Disfraz

Imagen
Días desnudos, olvidados,
noches aún más, todo llega de manera imprevista más sin sobresaltos para el que espera. Sin saberlo, espera, siempre.
La muerte te llegara niño, no necesitas llegar a ser anciano, la muerte llega, disfrazada, de bella dama, de niño, de amigos en noche de juerga, de lo que quieras imaginar, tu última mirada al mundo, será lo que quieras imaginar.
E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar
Imagen
Afuera está sucediendo,
mi interior ha sido arrasado, coronas de flores podridas sobre mí. Estaba antes en mi mano, y se desvaneció.
Polvo cubriendo mi cuerpo, cegando mis ojos. Estas a mi lado, me dejas a la deriva.
Poseedor de nada, todo se lo ha devorado el viento, el silencio es doloroso en ocasiones. Arrastro este saco de huesos hacia ninguna parte.
Qué es esto que siento, sol quema, luna sangra, soy atravesado por las almas que vagan en el purgatorio.
Herido de muerte, todo se ha perdido, he perdido la capacidad de sentir.

Se han robado mis lágrimas, jamás podre demostrarte nada. Caer sin ver el final, eso, es lo que me atemoriza aún más.
E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Caminos (III)

Imagen
El pequeño infierno que te toca,
quizá sea el que deseaste sin quererlo en alguno de tus sueños.
Es una piedra al rojo vivo, una tras otra en tu pecho, no habrá descanso hasta que las piedras atraviesen tu cuerpo.
El sufrimiento se hará carne, luego de la muerte del dolor será solo vagar insensible por un mundo insensible.
Dolor constante dolor que apaga los gritos gritos en tu pecho en tu alma, el peso del mundo lo sientes sobre tus hombros, en la tierra te hundes.
El demonio ríe a cada piedrazo asestado, llevas un hueco en tu pecho ya no, un corazón.
Vagas, y no encuentras razones, te hundes a cada paso, quieto te quedas y tus raíces te atan a las rojas rocas allí permaneces, con tanto dolor, y tanto vacío, que ya no existes.
E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Sabe

Imagen
Cantaba
y luego lloraba, sus lagrimas de manera alguna mantenían el ritmo de la canción ya enterrada.
Enfrentaba la noche se rendía ante el frio sin saber el camino de su mano se iba y la noche ofrecía sus brazos.
El cuerpo vacío como esa plaza en un otoño frio y ventoso solo los gritos del viento y los rayones en sus manos escribe en sangre pues no sabe si todo se borrara o se olvidara.
Natural, real, no por tanto tiempo no otra vez el sol golpea a sus espaldas, traicionero, ya la obscuridad es su manto, allí en el viejo banco se acurruca y vuelve.
Vuelve y canta y llora, pero su vuelta es el nunca jamás volver.
E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Encuentro

Las entrañas del tiempo, la obscuridad de su interior, de su exterior, una sombra absorbiéndolo todo, marchitándolo todo.
Rózame con tus ramas espinosas y secas, consume lo que tenga este cuerpo, consúmelo todo, dame el privilegio de irme antes.
Ya levantar la mirada es un peso que supera cualquier proeza, levantar la mirada… y el vacío, no más.
Levantar la mirada y ver el infinito desolador arrasado, ¿el futuro es lo que veo? ¿fuego y animales en llamas? ¿almas en piras eternas?
Tristeza, pena, no sé, el sentimiento no se parece a nada, solo ese sabor a nada, el feroz ataque del desgano hacia todo lo que ofreces, lo que te llevas.
Tu cuerpo se dibuja, una fina línea, tus cabellos pegados en tu frente, puedo verlos, tus ojos vacíos, me quiebran hasta los huesos.
En qué momento tomaste el desvío, en qué momento mi mano se cansó de mi cuerpo, veo las nubes y no tienen formas para mí, la pesadez del estar, la libertad que me llega cuando pienso en dormir, te veo con el sol, mucho más, te veo con la noche, te abrazo y me deshago en …

Nadie (III)

Quizá hubo un hijo, con algo de demonio algo fantasmal también, ya que no se muestra, solo ruidos puedes oír, maldad en su no-ser, ya que vive, pero no existe, otra broma, otro castigo.
Se dice por ahí que no hay castigo, que no hay venganza, pues puedo decir, no es así, llámelo karma llámelo como quiera, pero existe, puedo dejarte mi carne para que veas por fuera y por dentro.
Había noches obscuras y días también, jamás la negrura fue tan profunda como esta, así serán los días y noches desde aquí hasta el final, una obscuridad profunda húmeda y absoluta.
El vacío en mi cuerpo, en mi cabeza, pensamientos intrusos envenenándolo todo, el vacío se hace sentir, tanto, y estos pensamientos, tanto ruido, ya, intolerable ruido el vacío me consume, y el intruso, me habla de la solución.
E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar
Imagen
Retírense
ustedes que golpean mi lapida retírense vuelvan a sus cuevas donde la obscuridad y el temor es todo lo que conocen.
Dejen mi piedra inmaculada, aléjense demonios inútiles almas.
Reptaron toda su vida arrastrando al ingenuo arrastrando al desprovisto, dejadme, dejen lo que soy y seré, quién sabe.
Reptamos por esta amarga y vaga vida, solo instantes de bienestar, falsa eternidad, engañados, nos movemos, luego vemos tus paredes pintadas con verdades, y allí, esa eternidad, se convierte en el mas frágil de todos los cristales de este mundo.
Reptando, instantes de felicidad o algo similar, entonces, que significa algún pecado para darle algo de sabor a esta amarga caminata, al amargo sabor de la tierra próxima.
Un pequeño escape, una mancha en el alma, una memoria no tan blanca, eso hará un poco más dulce, tu mentira cruel, sentirse un poco más vivo, que es suficiente. Que se vea como derramas la miel mientras nosotros observamos cuales bestias famélicas.
Déjenme, aléjense, nacido en los brazos de la muerte, viviendo bajo su …

Mas pasos

Imagen
Ruido,
las palabras de la mente esa que grita cuando el dolor es infligido por tus propias manos, esa que es apagada por el ruido, ruido, y el mareo, y la sensación de sentirse extranjero en su hogar invasor en su cuerpo.
Ruido y el dolor de un paso más, ojos recorriendo el futuro próximo otro paso más dolor ruido, y la desesperación que se suma atraída por el aroma de la locura, sabe, ruido, desesperación, temblor y la locura asomando por encima de tu cabeza.
Ruido viaje cercano mas pasos, más dolor ojos rojos y agua, queda aun mirar a tus pies, no lo haces, y el ruido es grande, las personas, desaparecen, y eso lo agradeces, solo, solo tú con tus pasos, con tu dolor y los ojos que ya se nublan y una línea que desaparece y allí, tu, con ella.
E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Respiracion

Imagen
Sonidos
entrecortada respiración silencios ojos abiertos lento levantarse calor, sudor, humedad, la mano su cara, el alivio de sentir calor, el alivio del cuerpo emergiendo del agua saboreando otra vez el dulce aire el desechado privilegio de respirar.
Tensión y alivio, repetidas sensaciones, ya no sabes cuantas veces estuvieron invadiéndote, ya no, entrecortado respirar, noche, babeas cuando duermes, la dama mantiene tus parpados pegados, sordos tus oídos, sientes el ahogo, pero este sueño confunde, cadenas y putrefacción, el sonido, el silencio, ahogo, el agua, ya no emerger.
Regresa el día más obscuro que todas esas noches aquí el día que todo lo tiñe de negro el que ahoga y enrojece ojos destroza corazones pone almas a la venta, el sonido, el silencio, la respiración.
E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Lugares

No había pasado demasiado tiempo desde que la cruzo por primera vez. En realidad, siempre estuvieron en el mismo lugar, durante meses, en cortos periodos de tiempo. Pero nunca se habían cruzado, saludado o intercambiado un choque de miradas. Hasta ese día. Fue en instante, no lo midas, fue intenso, fue una sonrisa, fueron los ojos más expresivos que había visto alguna vez. En ellos se ahogó y allí quedó atrapado. Luego, junto sus cosas y se fue. Pasaron días hasta que volviera al lugar y más días aun hasta que una palabra pudiera el pronunciar. Pues se sentía desconectado cada vez que se la cruzaba, en blanco. Pero…nació la palabra. Así, sin pensarlo. Sin estudiarlo, sin hacer toda esa narrativa mental, todo ese, “…y ahora me acerco y…pero de seguro ella…entonces…y después…”, no, nada de esas suposiciones estúpidas, que nunca son verdades (al menos, no completas). Hubo respuesta y su voz hizo estremecer a ese cuerpo. Años sin saber de ningún sentimiento. Años sin que la vida le diera otra…