Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2010
Soñando. Buscando en el pasado, la manera de acabar con el presente, y evitar de esa manera el futuro.
He de ser parte, parte de este tiempo, indeseable vida, plagada de sufrimiento, la condena a mis pecados es pertenecer a esta vida.
Busco mi error pasado, donde ha de estar? El momento exacto de aquel. Es eso lo que me ata a este círculo de renacimiento.
Busco enmendarlo, y dar fin. Enmendarle para siempre, evitar mi proyección al futuro. Seca las lágrimas, si es que hubiese alguna. Deseo irme de aquí
La belleza de la muerte, el sabor amargo de permanecer junto a un trozo brillante de madera.
Ahogo, sin perecer. Gritos sin nadie quien los oiga. Gritos ahogados en la nada.
El dolor de tu garganta, con tus manos presionas y presionas, arrancas pedazos de tu carne.
Furia, ya no hay descanso. Paredes sangrando. Tu piel ya es parte del cuarto.
Carne latiendo, piel abierta, no sientes dolor.
Dame lugar en tu viaje, contigo quiero irme, mi castigo fue nacer. Libérame en tu piel.
Imagen
Desprende cada sentimiento,
haz lugar en tu pecho,
resuelve aquel dilema.
Retoma el camino, renovado, que ayer abandonaste.

Árboles secos detrás,
espesa llanura ahoga tu mirada,
no vuelvas,
o sangre brotara.

Sigue,
dudas?
Vestigios de vieja pena,
algún sentimiento extraño.
Impuro, puedes sentirlo.

Detén tu paso un momento,
incinera esos sentimientos,
nada ha de quedar.
Ser insensible, vuélvete en el.
Deja cenizas de las que nadie renacerá jamás.

Ponte de pie,
paso animado,
seguridad de haber expulsado el peso.
Tus huellas, el tiempo será incapaz de borrarlas.

Conoce la nada,
actúa dentro de lo normal,
todo ha muerto en ti.
La humanidad ha matado tus sentimientos.

Eres puro.
No te doblegaran.
Nunca más, nunca más, NUNCA.
Tu deseo, brilla en tu mano, es real.
Imagen
Silencio.
Desafortunado momento.
Reencarnación imprudente,
los ángeles se equivocan en su eterno existir.

Repentino asomo de un destino que no sucede,
detrás de las paredes de viejo adobe, se esconde la víctima.
No cede, no ante él.
Cobarde, no. Precavido y sigiloso se escabulle entre sombras.

Desde aquel lejano cielo, no todo se ve.
Descansa en su refugio, lejos de un cielo tan inalcanzable.
Llora en sueños, llora en su despertar,
el amanecer elude su existencia, y triste, sale de aquel lugar.

Cae,
aquellos ángeles vigías han robado su tierra,
en dejado un vacio,
cae, sin fin, esta pereciendo?
Es esto, es así como termina?
Una interminable caída?

Nada puede responder,
su memoria se escapa a él,
solo ve sombra que vuelan junto a él,
mezcla de sentimientos, sensaciones.

Su cuerpo no esta aquí,
más de alguna manera se siente reposar,
estas sombras lo mecen y acogen en sus brazos, sus alas?
Seres que no ve.

Solo y triste, en este vacío.
Es comienzo?
Es final?
Es una eterna nada?
De qué sirven los amaneceres para aquel, cuyo deseo es permanecer en las sombras. Aquellas que lo cobijan y jamás dejaran que los demás noten su presencia en los dominios de esta estúpida vida, la cual se le ha otorgado. De qué sirve el sol, para el de alma obscura, pensamientos negros, corazón quebrado. Para que iluminar al que odia la luz, solo para castigarlo. Entre sombras ha de quedar. Mas la molesta la parte de este día que lo ha sacado de su encierro de obscuridad, el despertar, otra vez.
"Oh  si pudiera dormir por siempre".
Palabras, inútiles, ha oídos de nadie llegan, ni siquiera a los propios, el ha dejado de oírse hace mucho tiempo. Dejando atrás aquel sueño, ese océano de solo sombras y escondrijos para llorar. Dejando todo atrás, aparece en medio de este aire viciado, de caras borrosas y estúpidos ideales. Caminar, correr, da lo mismo, la persecución siempre es tarea perdida, imposible ocultarse de estos seres, los cuales forman un entorno. Ese que aborrece.
"Quizá,…
Imagen
Nada que decir, inútilmente me hablas. Si quisiera escucharte, vestiría mis oídos. No recuerdo tu nombre, menos tu voz, desaparece de mi vista.
No he vivido desde mi nacimiento, no recuerdo un momento de felicidad, no recuerdo nada del día en que fui arrastrado aquí. No recuerdo, y está bien.
De la nada a esta parte, no puedo conseguir una sonrisa para ti, quizá, no merezca esto, pero se me ha dado. No hubo deseo, no, no podía hacerlo, no era más que una idea.
Cuanto odio, el alba asoma y me lacera con su luz, déjame en la noche, déjame con el paisaje de mis parpados cerrados.

Rodeado de lamentables vidas, buscando la felicidad en el dolor de los demás, consumiendo todo lo que se les ofrece, inútiles vidas, entiendan por una vez.
Cansado de ser el que  despierta, cansado de no entender esta inútil espera, me ocultare tras mis sombra, y allí mi quedare.
Imagen
Rodeado de tantas personas,
pero todo es tan vacio.

Espacio gobernado por materiales,
vacio profundo.

Ecos de risas y músicas alegres,
oídos sordos, el corazón llora.

Abre los ojos día tras día,
contradice, tú nunca has despertado.

Alimento que no sabe,
agua que no sacia esta sed.

Labios muertos, sin memoria.
Besar?

Arena, desierto.
Alma gime, corazón en pedazos.

Inmerso en este momento,
que no tiene significado alguno.

Sordo, insensible,
flotar, verse andar, pero se es ajeno a esos pasos.

Fantasmagórico estado,
el cuerpo reside aquí o ha viajado a otro lugar?

(tan vacio, tan triste, vacio)