31 jul. 2006

La depresion que otorga el movimiento del sol
las formas de las sombras a su paso.

Movimiento veloz, aunque insensible.
Se ha adelantado al arco de mis ojos.

No he visto por aqui la mano de la salvacion,
estas sombras seran mis cadenas.

Demasiado tarde para escapar,
correr es enredarse mas y mas.

Dificil se hace respirar, el sentimiento del encierro lo puede todo,
ya el corazon ha tomado las riendas.

El dominio del cuerpo ha pasado ha otras dimensiones,
no soy nada en mi cuerpo.

El sueño mas temido,
aquel que no nos dejara despertar jamas.

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...