30 abr. 2017

Efímero es el deseo,
no el tiempo,
el es eterno,
son nuestros cuerpo los débiles.

Escupidos en la tierra,
sin ninguna intención de salvarnos,
hormigas en una granja,
mientras un malévolo niño nos quema con su lupa.

La misma luz,
que sigue nuestros pasos,
esperando un desliz en nuestro pensamiento
para acabarnos por siempre.
En eterno fuego,
la piel se derrite.

Vulnerables a la soledad,
al tiempo,
a los sentimientos.
Nada,
somos nada.

Insectos. Menos.
Nada.
Temerosos a nuestra sombra,
buscamos en brujos y alquimistas
el perdón y el fin de los miedos.

Inútiles a la tierra,
no nos necesita,
solo estorbos,

ven niño,
acaba todo esto de una vez.

E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar

23 abr. 2017

Otro camino

Desde lejos ver

los desbastados caminos
que solo hacia un final pueden guiarme,
recorrer con mi vista
el vasto y maldito lugar,
desde lejos
voces
me irritan
dientes rechinan.

Agua reflejando mi ser,
agua que cae
agua que no puede limpiar estos caminos,
miradas al costado
cuchillos sobre mí,
idas, vueltas,
la palabra es la misma,
el infierno se adueña de los descansos,
enfocarse en seguir,
lanzas apuntan a mi espalda,
el regreso es impensable,
solo queda seguir,
seguir.

El piso,
bajo mis pies
tiembla,
las voces, las miradas, las filosas armas,
jamás los he dañado,
y aquí,
me hostigan a seguir por un camino que me consumirá,
me dan su odio,
lamen mi sangre de sus manos,
mi sangre.

Jamás he bebido de sus pozos,
ni he comido de sus animales
o de sus huertas,
jamás he jugado, ese, su juego mortal,
ni les he deseado nada,
ni el bien, ni el mal,
quizá fue eso,
el ignorarlos,
y ahora, esto,
este camino, este marchar,
voy hacia donde termina el día,
voy hacia donde cae el sol,
voy a creer
que he de poder volar.



E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

16 abr. 2017

Disfraz

Días desnudos, olvidados,

noches aún más,
todo llega
de manera imprevista
más sin sobresaltos
para el que espera.
Sin saberlo,
espera,
siempre.

La muerte te llegara niño,
no necesitas llegar a ser anciano,
la muerte llega,
disfrazada,
de bella dama, de niño,
de amigos en noche de juerga,
de lo que quieras imaginar,
tu última mirada al mundo,
será lo que quieras imaginar.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

15 abr. 2017

Afuera está sucediendo,

mi interior ha sido arrasado,
coronas de flores podridas sobre mí.
Estaba antes en mi mano,
y se desvaneció.

Polvo cubriendo mi cuerpo,
cegando mis ojos.
Estas a mi lado,
me dejas a la deriva.

Poseedor de nada,
todo se lo ha devorado el viento,
el silencio es doloroso en ocasiones.
Arrastro este saco de huesos
hacia ninguna parte.

Qué es esto que siento,
sol quema,
luna sangra,
soy atravesado por las almas
que vagan en el purgatorio.

Herido de muerte,
todo se ha perdido,
he perdido la capacidad de sentir.


Se han robado mis lágrimas,
jamás podre demostrarte nada.
Caer sin ver el final,
eso,
es lo que me atemoriza aún más.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

9 abr. 2017

Caminos (III)

El pequeño infierno que te toca,

quizá
sea el que deseaste
sin quererlo
en alguno de tus sueños.

Es una piedra al rojo vivo,
una tras otra
en tu pecho,
no habrá descanso
hasta que las piedras
atraviesen tu cuerpo.

El sufrimiento se hará carne,
luego de la muerte del dolor
será solo vagar
insensible
por un mundo insensible.

Dolor constante
dolor que apaga los gritos
gritos en tu pecho
en tu alma,
el peso del mundo
lo sientes sobre tus hombros,
en la tierra te hundes.

El demonio ríe
a cada piedrazo asestado,
llevas un hueco en tu pecho
ya no,
un corazón.

Vagas,
y no encuentras razones,
te hundes a cada paso,
quieto te quedas
y tus raíces te atan a las rojas rocas
allí permaneces,
con tanto dolor,
y tanto vacío,
que ya no existes.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

1 abr. 2017

Sabe

Cantaba

y luego lloraba,
sus lagrimas
de manera alguna
mantenían el ritmo
de la canción ya enterrada.

Enfrentaba la noche
se rendía ante el frio
sin saber el camino
de su mano se iba
y la noche
ofrecía sus brazos.

El cuerpo vacío
como esa plaza
en un otoño frio y ventoso
solo los gritos del viento
y los rayones en sus manos
escribe en sangre
pues no sabe
si todo se borrara
o se olvidara.

Natural, real,
no por tanto tiempo
no
otra vez el sol golpea a sus espaldas,
traicionero,
ya la obscuridad es su manto,
allí en el viejo banco
se acurruca y vuelve.

Vuelve
y canta y llora,
pero su vuelta
es el nunca jamás
volver.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...