30 nov. 2005

Bocanada,
tan profunda que ha de doler,
ultima lagrima,
desesperacion, rechazo de este aire.

Si ha salido el sol,
porque han de nublarse esos ojos?
si has abierto la tormenta,
porque desatas esta lluvia?

Si la respuesta es este trozo de madera,
el que desfila frente a miles de cristales mojados,
no puedo entenderla,
no de esta manera.

Debere sentarme, esperar,
y llegara, con el tiempo,
el momento de preguntar.

14 nov. 2005

Fue anoche cuando vi la estrella,
fue anoche cuando revivio mi angel muerto,
fue anoche cuando el temor me despojo de mi cuerpo.

Desgarrame la carne hasta el hueso
mi dolor se ha ido,
no es la carne lo que duele.

Es tan profundo
tan profundo y obscuro.

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...