Fue anoche cuando vi la estrella,
fue anoche cuando revivio mi angel muerto,
fue anoche cuando el temor me despojo de mi cuerpo.

Desgarrame la carne hasta el hueso
mi dolor se ha ido,
no es la carne lo que duele.

Es tan profundo
tan profundo y obscuro.

Comentarios

Rommy Strasser dijo…
el dolor físico es anestecia para el alma,
lo haces rápidamente,como tú dices,
la piel se desgarra
y la mente descansa.