25 sep. 2016

Lineas

Las líneas de tu frente

las líneas de tu mano
el futuro,
¿eso ya está escrito?
¿en tu piel, en todo tu cuerpo?
con la daga que espera,
deshaces el futuro,
lo borras.

La noche no ha llegado aun
para esconder bajo su manto
las gotas de tu otra vida
las gotas que han creado ya
un lago.

No, no ha llegado aún,
nadie te ha visto,
nadie por aquí,
solo tú,
como siempre,
para siempre,
pues tú has cortado las líneas.

Tu historia ya no tendrá pasado,
y permaneces,
como piedra,
en un eterno ahora,
en el mismo momento,
el dolor punzante,
el movimiento,
olvidado.

Detrás de tus ojos,
otros ojos son los que ven,
detrás de tus palabras,
otras,
ocultas entrelineas,
ya no sabes ni que dices,
ni lo que ves.
Nadie debería practicar
lo que has hecho.
Debo dejarte,
estas demasiado lejos,
debo pensar en ti,
y dejar a ese pensamiento
diluirse,
el camino te ha encadenado,
y algunos seguimos por él,
como tú, otros,
se han abrazado a sus cadenas,
y miran, y nos miran,
como caemos desde el precipicio
hacia las negras aguas.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

24 sep. 2016

Impredecible

Huellas,
las de tus pasos,
siempre detrás, a un lado quizá,
nunca delante, nunca.

Condenado a verlas siempre de esta manera.
Cuando aceleres tu paso, no podre verte ya más.
Te veo, te siento, no eres un fantasma.
Ya no,
has perdido esa cualidad
que te hacia impredecible.

Estas en todas partes, y aquí.
Cruzas por verdes lugares,
dejas cenizas en cada una de tus huellas.
Vuelas y las aves caen muertas a esta tierra condenada.

Reposas en las sombras de unos inocentes manzanos,
y sus frutos se pudren, su raíz es ceniza,
cae frente a ti y se deshace.
Y tú, maldita, ríes.

Ríes, ríes, y no te detienes.
Quien podrá darte fin?
Odias la vida, odias lo que ella da.
Que eres? Quien eres?

Sé que me estas buscando,
pero no voy a marcharme contigo aun,
a todos acosas, en todas las casas reposas.
Mantienes cerca a tu ganado.

Me inspiras, me llenas de dudas.
Que te ha hecho la vida?
Te ha hecho nacer?

Te ha matado?

E.I.
poesiasoscuras.blogspot.com.ar

17 sep. 2016

Llamas

Perplejo, aturdido,

ángeles caídos
ángeles, los veo,
justo, por el rabillo de mis ojos,
avanzando,
los veo justo allí,
en el final de lo que puedo ver,
ellos se esconden
tras los árboles,
bajo las rocas,
y me ven,
realmente ven.

Muerte danzando sobre el fuego
masacres en el cielo
carnicerías en la tierra
cuerpo y partes
flotando,
alejándose, viajando en el rio,
rojo rio,
espeso rio,
triste rio.

Sangre escupe el cielo,
demonios cortando sus colas,
caen alas desde el cielo,
osamentas nacen
desde lo más profundo de la tierra.

Avanzo aun,
el humo, el resto,
todo queda
detrás.

Rodando, una cabeza,
entre mis piernas pasa,
ensangrentados mis pies,
resuenan cadenas,
ángeles lloran
abrazados,
la llama a tocado su suelo,
su cielo.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

11 sep. 2016

Despertaras

La pesadilla abre los ojos
limpia el sueño de tu cuerpo
abre tus ojos
con el cuchillo mellado y oxidado
ese que escondes bajo tu almohada
el mismo que usaste
contra tu corazón.

Duelen los ojos,
la cabeza, el cuerpo, el cielo,
la garganta, el infierno,
aire entrando, fuego,
aire saliendo, frio.

Recuerdo congelado,
pesadilla inquieta,
de pie contigo en el pasillo
la mirada se pierde,
el sonido de una lagrima
cayendo sin revisar el pasado,
cayendo, sin siquiera,
entender el presente,
solo cayendo,
muerta bajo la pisada embriagada
de desnudos pies,
nada es importante hoy.

No entiende el correr del tiempo
sumergido en un sueño maldito
complejo y tan simple
tan simple como saber que respira,
complejo como el miedo,
el mismo miedo que lo arranca de esas sombras,
ahora, ya, lejanas.

Siempre, siempre solo,
lamiendo las heridas
acariciando una caída
acariciando el verdadero despertar,
el papel lo separa del día,
con furia destroza lo que frena al sol,
cae luego, se quiebra, se ahoga,
sostiene en sus manos
la demencia de sus ojos,
en su espalda penetran cuchillos,
y sangran sus ojos,
al fin…
puede ver…
al fin,
el fin.


E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

4 sep. 2016

…ciertos momentos, ciertos lugares, el color del día, la conjunción, detonan en el, las dudas, y el desprecio por las consecuencias, las consecuencias de haber pisado su tumba, por haber respirado su aire, por haber tocado con pasión otra piel…

¿Sigues vivo, pero nunca has estado realmente aquí?
¿Recuerdas tu nacimiento?
¿Has muerto y aun no puedes descifrarlo?
La ilusión de ver una fuerte luz,
la ilusión, el deseo,
es lo que ciega
y empuja y empuja
hacia el precipicio.
Volver al mar, sin aun haber recorrido lo suficiente.
Volar, pero aun ni siquiera puedes levantarte,
de aquella, tu ultima caída, tu última prueba.
Rezar, solo por hacerlo,
a blancas paredes
en fríos bancos de iglesia,
o cualquier otro banco que encuentres por allí.
La mentira de la libertad,
la mentira de estar
realmente aquí.
No hay libertad,
salvo la que tu creas,
y solo existe para ti,
en el bosque tú te ves,
correteando, saltando,
más para ajenos ojos
en una jaula de fuego te encuentras,
condenado allí
hasta el fin de tus días.
¿Recuerdas el haber nacido?,¿Alguna vez?
¿Más de una vez?
¿La luz cegadora, luego de haber dormido por tanto tiempo?
¿O solo caes, en un obscuro infinito?,
Caer sin pausa dentro de una obscuridad que ahoga,
esperando, el golpe, o esos brazos acogedores,
esperando, cayendo.
Debo decirte, primero perdóname,
no habrá golpe alguno,
y esos brazos que ansias tanto, te atrapen,
no han llegado aún,
no para ti.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar


Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...