Pena

No sé cómo decirlo,
no se,
pero estos días
tan llenos de nada,
agotan.

Profundamente quebrado
roto
casi polvo
ahogado en una mezcla extraña
de tristeza y dolor,
también alguna risa
que no alcanza para endulzar.

Días tan extraños,
tan grises
tan asfixiantes,
me derramo en ellos,
muero en ellos,
y vuelvo a morir
en cada despertar.

Días que obstruyen el pensamiento,
días que pintan de negro mis ojos,
noches en vela,
y un fantasma que no asusta,
solo me da pena,
y quiero abrazarlo y no puedo,
y el,
siente pena por mí.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Comentarios