7 oct. 2009

Ayúdame, a nacer otra vez.
Limpiar los sentimientos,
borrar pensamientos.

Ayúdame,
así podre perdonar.

Dame una habitación,
sin puertas ni ventanas
sin vida, sin luz, quizá así olvide.

Ayúdame
y así perdonare.

Miradas extrañas.
Gritan irreconocibles voces , que callen de una vez.
Se es extraño cuando se piensa demasiado.

Ayúdame a nacer
y perdonare.

Ayúdame a volver.
A ver.

Una última mirada,
luego te daré la espalda y me marchare.

1 comentario:

Anónimo dijo...

vaya...

es increible tu manera de escribir,
es como leer viejos pensamientos...
te seguire la pista.

atte. mujer cielo.

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...