Engaño (II)

Notable esfuerzo,

lastimoso esfuerzo
castigas a tu alma
y la ofreces como cebo,
pierdes tu convicción,
estas jugando con tu destino.

Tanto despojo,
tanta demostración,
cuando en realidad, en tu espejo,
no eres más que un pobre reflejo,
y algo sube por tu hombro.

¿Eres aun verdad?
¿Eres parte de una realidad,
de ojos entrecerrados,
adormilados?

El espejo cae
cuando la imagen se retira,
cae más allá
de la tierra que te sostiene,
te ves caer,
ves como brazos que esperabas,
te salvaran,
solo te empujan.

Ya no tienes lágrimas
ese acto, no vera tu pena,
la sientes, te desgarra,
pero nadie la vera,
es tu culpa y escondes tu cabeza,
sabias de la mentira y el engaño.

Ahora con tus dientes
cortas tus venas
entibias tu frio cuerpo
el que esos brazos han soltado
ese que se ha secado de lágrimas
por perderse en otros ojos,
ese que permanece quieto,
junto a un espejo roto,
ese que aunque respira,
ya ha muerto.

E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

Comentarios

Ivan Alsace dijo…
"Tanto despojo,
tanta demostración,
cuando en realidad, en tu espejo,
no eres más que un pobre reflejo,
y algo sube por tu hombro."

Identificadísimo

Entradas más populares de este blog

Tiempo 2118

Patios