17 ene. 2016

Cuadro

De imágenes, de mentiras,

das de mamar
a famélicos corazones.

Que sabes de sentimientos
si solo domina uno
el mismo
el eterno.

Bajo el vuelo de negras aves
comienza tu errar
por los puentes que nada unen,
adiós a la luz,
muerto el día, muerto el rey,
la obscuridad reina,
y allí, lo que persigues,
el reino de los condenados,
los locos, bohemios embriagados,
buscas a cualquiera
que te arroje a los excesos.

Un cuadro en la calle,
escondida imagen
puedes verte entre las pinceladas,
oculto, puedes verlo, no tocarlo,
tu olvido,
restaurado, en un simple cuadro,
y un futuro coloreado en rojos y negros.

De que sirvió tu cruz de aceite,
estas a la deriva,
no quiero tu beso en la frente,
no quiero tu beso de la muerte.

Festejas tu último exceso,
brindas por el cuadro,
por todo lo que has secado en el camino,
el agua no puede,
revivir nada de eso aun.

Ha merced de un mundo
que no cuida de sus hijos,
ha merced de una vida
que se acuesta con la muerte
noche tras noche.

Inmerso en el cuadro,
en tu exceso,
en tu cabeza,
las aves detienen su vuelo
caen sobre ti,
pues ya no tienes nada,
las aves retiran tu cuerpo,
ellas te arrojan a esa fosa,
la de los condenados.


E.I.

poesiasoscuras.blogspot.com.ar

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...