3 abr. 2012

En días como estos,
deseo no despertar,
días como estos,
plagados de falsedades,
en días así,
ruego un sueño eterno.

He de tener cuidado,
con mis deseos,
quizá se hagan realidad,
es lo peor de ellos,
así  dicen los que saben de ellos.

Este día,
en el que no he querido despertar,
en este día en el que sido arrojado
a esta maldita tierra, este inmundo lugar.

Días como hoy, que pasan, 
que dejan marcas,
que se repiten, 
pero el infierno de esa repetición,
acabara.

La espero en cada día,
me ha besado más de una vez
me acaricio más de una vez,
pero me ha dejado aquí.

Quizá, 
el temor me invada un momento,
pero se,
que la tranquilidad me llevara en sus brazos.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...