2 jun. 2004

Flasos profetas, calles atestadas de ellos. Calles, Iglesias, Casas, Edificios, el Mundo.
Falsos profetas con respuestas para nada, con preguntas para nadie, estoy asqueado hasta los huesos. Me dan asco, hacen aflorar de mi lo mas nauseabundo y mis maldiciones hacia ellos.
Ofrecen la mejor de las vidas, la paz, la tranquilidad. Malditos, engañan a todos y a si mismos a la vez, creen que Dios trabaja para ustedes, y no son nada mas que la peor de todas las escorias, y ni siquiera eso. Sus posiciones no los convierte en profetas, malditos estupidos.
Pormeten paz, y sus medios son la muerte y la aniquilacion, vuelvo a maldecirlos, deseo saborear el olor de sus huesos en llamas cuando sean tirados a la gran hogera que se han ganado.
Vida? Ofrecen mejores vidas ? y ustedes señores ? saben ustedes que es la vida ? No lo creo, ya que viven en su esfera de falso poder. Que poder?, el que ustedes imaginan, solo ustedes.
Falsos profetas, si los tuviera frente a mi, los aplastaria, los convertiria en cenizas.
Nunca entenderan, sigan, que en ultimo segundo de sus pateticas vidas, veran todo como es, pero ya sera demasiado tarde, demasiado tarde.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Esta bueno el enfoque, la idea. Demasiado groso las palabras de bronca.
Pechorly

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...