2 ago. 2004

Vuela lejos de aqui,
detente solo a pensar,
pero ten cuidado del cazador,
desea sentirse vivo.

Se alimenta de muerte ajena,
muerte que es esparcida por sus manos,
vuela,
no descansaras ni en mil años.

Tiemblas en sueños,
lloras en tu vuelo,
no le temes al cazador,
solo a sus armas.

El es quien invade tus sueños,
destruye lo bello,
te deja el horror,
oscurece el sol frente a ti.

El cazador esta cumpliendo su cometido,
dia a dia, oscurece mas tu corazon,
ciega tus ojos,
te cazara, sin acercarse si quiera a ti.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...