El cielo, en sus gamas de celestes, azules, blancos,
belleza, iluminada por el gran fuego,
observo y me regocijo de felicidad,
y luego tu espesa figura aparece delante de mi,
todo se destruye.

Colores, solo negros y grises,
apagado el fuego, solo gran negrura
tu infame figura es repelida por los astros
mi piel se convierte en llagas si me rozas
eres la figura que hemos de odiar.

Traes regalos para encegecernos,
solo los idiotas podran nublarse,
nadie lo es tanto.
Vete de aqui, no te deseamos alrededor
repugnancia, eso es todo lo que siento.

Alejate, alejate y deja que los colores vuelvan aqui.

Comentarios

pablo dijo…
Que se vaya todo el asco, pero que pervivan las visiones de la Sagrado.

Allá. blake nos tiende gijarros.

Saludos medievales.

Pablo
Anónimo dijo…
dame de esos colores
por favor.escribime.