26 ago. 2007

En el lugar donde no ha amanecido,
en el lugar que conoce de lunas.

El sabor de la tierra es fresco
pastosa, arenosa al tacto.

Estaré allí, muerto, vivo,
esperando la lluvia, el sol, la luna.

No sabría decirte sobre los sabores, aquellos que siente el niño concebido,
pero, no existe luna, ni sol o lluvia.

Morir es nunca haber nacido?
Nacer es morir al primer respiro?

Nacer es paseo en museo de crueles pinturas,
las cuales se deterioran a medida que caminamos por sus obscuras galerías?

Respuestas, miles hay. Como otras están ausentes.
Solo queda la ida y ese pensamiento que nos domina, que nos hace dudar.

1 comentario:

Soy.una.Quijote. dijo...

eso es cierto...Solo nos queda la ida..

besos
saludos

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...