Vagos recuerdos de una vida que paso,
vanos intentos por demorar el amanecer,
se ha olvidado del horror que arrastra el tiempo,
olvido que la vida a de cobrar.

Bajo telas usadas por anteriores pasajeros,
en viejas y hundidas sillas,
un ultimo descanso,
el hastío se hace presente, carne.

Es necesario este desvío?
Inminente, las sombras caen otra vez.
Así ha de ser, por siglos lo fue, y sera.
No el ultimo, no el primero, solo...una pieza mas.

Sueños invadidos,
cuerpo destrozado,
carne duele, alma gime.
Derrota.

Bajo húmedas paginas estará,
lo sentido, lo escondido,
el ojo que no veía,
dibujaba allí, en su blancura ahora interrumpida.

Atrás quedan aquellas pulcras paginas,
abandonan su nada, para guardar los secretos,
los miedos, alegrías y penas.
En el ultimo descanso ofrecido,
la pagina final escribe un adiós.

Comentarios