4 feb. 2012

Salva el sueño, tu alma,
corre, no mires atrás jamás.

La nada ha creado a su encargado,
el devorador de almas.

Escapa, ya no hay tierra bajo tus pies,
cielo cae en lágrimas de fuego y sangre

Donde, donde ocultarse y pensar?
No hay tiempo para pensar.

Corre, escapa,
que tus piernas se desgarren de tu cuerpo.

El absurdo de la nada,
el absurdo de la presencia eterna de la muerte en la vida.

Corre, escapa, jamás devolver la mirada.
Crees ahora en lo que veías?

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...