Fiesta sin invitaciones,
todos pueden participar de ella,
no existen los limites , no existen las diferencias.
Todos bailan, todos bailaran.

Suena, en el fondo, aquella melodia,
Se ha escuchado antes,
o nunca a dejado de sonar?
Mientras tanto, bailan.

El niño aun no ha aprendido a caminar,
como pretendes que el participe de esta danza?
No hay imposibles para esta compañera de velos rasgados
ella sabra como bailar con el y con todos.

Quien no supiese como llegar,
no ha de preocuparse, la danza llegara a su puerta
la melodia tocara en sus oidos,
y todos bailaran en ronda.

Los reyes del lugar asisten a esta fiesta tan popular ?
Quizas solo algunos se resistan a participar,
sera que han sellado las puertas de sus palacios con oro
y llenado sus depositos con el agua y la comida de los pobres y trabajadores.

Puedes verlos, tienen temor de asomar al sol,
ellos nos ven bailar,
mas no nos envidian,
ellos estan contentos de no ser parte de esta fiesta.

Nos dejamos llevar al son de la musica,
nuestra compañera de baile es la misma,
enseña a todos, baila con todos,arrastra a todos
y cubre con paños negros el sudor.

Algunos ya agotados, yacen en la tierra,
inmoviles, nadie lo nota.
Y para algunos, el fuego sera su ultimo abrigo.
Y asi, convertidos en humo y cenizas son llevados por el viento.

Y el baile no ha terminado,
y de fondo la misma melodia de antaño,
y no ha llegado la madrugada,
y el baile recien ha comenzado.

Comentarios

Rommy Strasser dijo…
me gusta tu poesía, casi me sentí parte de la fiesta.

saludos