Se cree en la reencarnación?
en días extraños,
donde pensamientos nos infligen temor.
Cuando la visualización de nuestro deceso,
es inminente.

Reencarnación, vida eterna.
Suena en mis oídos y se desvanece.
Como las voces, como las imágenes que fluyen a diario,
como el aire que entra y escapa de mi cuerpo.

Se comienza esta historia, en sentido opuesto?
lo maravilloso; lo increíble en estos días,
se ha destruido en nuestro pasado.
Deseo, afanoso deseo, enfermizo deseo por rescatar aquellos días.

Deberíamos ser Matusalen, nuestra conciencia brillaría,
la inteligencia y el saber que nos proporcionaría el tiempo.
Saber y muerte.
O morir siendo niños, sin saber que sucede.

Pues bien, no es así como se nos entrega esa vida.
es el deber, luego del pecado original,
ver pasar a nuestros muertos, enterrarlos,
llevarlos en sus urnas hasta sus ultimas moradas.
Levanta a tus muertos y llevalos contigo.
Iremos luego, no tardaremos demasiado.

Placeres terrenales, apaciguan esta espera,
espejos malditos que nos recuerdan el camino,
los placeres no ocupan los vacíos de la pena.
Mientras tanto, miras, vuelves y lloras.
Tus sueños se han destrozado.

El principio , el final, es todo lo mismo.
Inquietas mentes.
Enloquecer?
Que todo fluya, me sentare al medio del camino.

Comentarios

JOSELYN dijo…
Hola pulilando por mi amiga Kali, me encanta la poesía y estoy encanda de leerte pasare a visitarte un abrazo de amistad chauuu