29 jul. 2007

Ultimos dias,
invierno ha de ser.
Frio recorre el cuerpo,
manos blancos, requebrajadas.

Ultimos dias,
golpeo esta cabeza en el madero
recuerdo de que esta la vida presente.
El dolor recuerda al cuerpo.

Cuerpo vive,
alma, mente, mueren.
Pensamientos, vagan.
Habitacion repleta de ellos.

Nadie soy, nadie eres.
Aqui estamos.
Nadie espera.
A nadie esperamos.

Todos habran saltado las cercas.
El sonido de los jinetes es ensordecedor.
He cortado el sentido, los ignorantes que me rodean lo han logrado.
Ya no puedo escuchar.

Te necesitaba a ti.
He caído en helada habitación.
Parece un invierno, pero el sol sale cada vez.
Aun de noche, como he de conciliar el bendito sueño que me embriaga.

Aquí espero ,
entre estaciones.
Entre jinetes, entre mantos negros,
aun escucho dementes risas.
Sigue sentada en la chimenea, no es mi tiempo de cabalgar.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...