Antes del final,
deseo decirte verdades,
aunque este deseo es tan poderoso,
no lo hare, cerrare esta boca mía.

No despojare a tu mente del sabor,
ese que da el conocimiento.
El secreto de la experiencia
reside en descubrirlo todo por ti  misma.

Antes de dejar el espacio que ocupo,
limpiare mis pensamientos.
Dejare todo lo que alguna vez desee.
Desgarrare a todos aquellos que alguna vez me dieron amor.

Limpio, antes de darte la espalda y caminar.
Limpio de ataduras y sentimientos.
Limpio de los demás.
Dejare todo a los pies de la hoguera.

Lo material, los sentimientos,
todo ardera en el mismo fuego, purificador.
Todo ardera, excepto por una cosa,
guardare algo para mi partida.

Sentado en la vieja silla,
mirare sin titubeos aquel espejo por última vez,
derramare mi última lágrima,
llorare mi despedida, y será todo.

Antes del final,
caerá una lágrima,
será la propia,
y se evaporara antes de caer.

Comentarios

ludobit dijo…
contundente forma de decir adios, y muy bien escrito. me gusto. saludos.
p.d: te invito a visitar mi blog

Entradas más populares de este blog

Tiempo 2118

Patios