Si pudiera, si tuviera el don,
te daría mi manera de ver, de verte,
solo si pudiera, daría mis amaneceres,
a cambio de tus agonizantes atardeceres.
Pondría en tus ojos, los colores que ahogan los míos
las visiones que llegan sin siquiera abrirlos.

Si con tocar tu frágil mano,
pudiera darte mis días,
lo extraño de cada día,
las sensaciones de estar aquí, y en ninguna parte.

Los pequeños momentos,
en los que no hay dolor,
y un manto de algo que no entiendo me cubre,
algo que no entiendo, más creo que ha de ser felicidad,
esa que de que tanto hablan cerca de mí.
Más nunca entenderé.
Es que ha estado aquí alguna vez?

Si con solo tocarte, pudiera darte algo de mí,
luego, te llevaría en frente de mi viejo y borroso espejo,
maldito espejo de la realidad,
verías diferente,
tu reflejo seria el mío,
me verías, verías lo que yo,
seriamos uno,
entenderías de esa forma lo que me consume.

En ti me desvanecería,
en ti viviría,
cuando tu rostro acaricies, estaré sintiendo tu hermosa piel,
y quien te llevara de tus hombros
hacia donde los reflejos nacen,
allí, perecería en tus ojos,
en tu reflejo,
seriamos uno, serias solo tú.
He de ser reflejo de mis pensamientos,
ahora y por siempre tuyos.

Comentarios