Noche,
extraña, agazapada,
a la espera de un descuido,
asomada entre los arbustos,
esperando el pequeño descuido.

Mientras tanto,
el humo se mezcla con la neblina,
lagrimas que ruedan,
bajo una débil lluvia,
que sin embargo parece firme,
firme e inquebrantable

Como un animal,
da vueltas y vueltas en su mente,
recorre cada lugar,
en los que ha venerado semejante belleza
en los que han dejado una marca aquellos sentimientos.

Va y viene,
recuerda,
olvida,
mas cuando eso es casi imposible.

Allí, en cada cerrar de ojos,
en cada nota de aquella obra musical,
que amabas tu, y que ella aborrecía.
En la confrontación, algo bello aparecía,
aquello era la conciliación.

Recuerda,
un fuego que se alejaba,
recuerda,
quien fue el culpable de esta distancia que hoy,
se cubre bajo tus sabanas.

Cada mañana espera con su triste ausencia,
el sueño se despide con lagrimas,
la duda lo recibe con una sonrisa,
si quizá hubieses callado aquello que pensabas,
si quizá hubieses cubierto todo con un manto de blancas mentiras.

Quizá, hoy, ese fuego estaría calentado sus manos,
quizá esta noche, no sería por mas extraña,
quizá, no hubiera en esta morada,
 agazapados espectros esperando por ti.


Tenían todo, y a su vez nada,
solo el mundo, el que habían forjado,
fuera de todas habladurías,
fuera de todos, de todo.
Ellos y nadie más.

Y eso, tal vez, era el fin en su manera más visible.
Ese encierro de pensamientos,
esa búsqueda de lo que no era necesario,
ese miedo que no existía.
Obscuridad que se alojaba lentamente.
Inminente verdad, que no se deseaba.

Cuanto ha pasado?
Nada dice, solo devuelve una mirada,
un constante ayer,
un presente, invadido por el pasado que a muerto,
recuerdos cubiertos de polvo,
 inútilmente quiere aferrarse a ellos, lo que queda de ellos.

Mira al cielo una vez más,
ve un lugar en donde quizá,
quizá, se encuentren una vez más.
Mira al cielo otra vez, colores extraños,
la nocturna pasajera sabe que has bajado tu guardia,
baja la mirada hacia descalzos pies,
y tu pensamiento final,
es tu mas afanoso deseo,
te ves junto a ella, una vez más.

Comentarios