No hay espacios,
lúgubre noche que se cierna
sobre los lagos inexplorados,
allí,
junto al viejo árbol de innumerables leyendas
allí donde cada segundo el agua se despide de la tierra,
allí donde las rocas están pintadas con sangre,
allí,
nos refugiamos.

Bajo las estrellas,
sobre un verde colchón de pasto,
las melodías de las aves,
son ya, fuertes chillidos que perforan tímpanos,
ya no se posan admirando el sol.
solo tus venas latientes de sangre,
los pensamientos puros,
se nublan,
la noche ha llegado para llevarnos.

No será cruzar siete ríos,
pero será una aventura,
respiración,
latidos,
todo uno,
allí en la orilla,
una roca tiene tu nombre,
en colores rojos y negros,
te veo, te amo, te odio,
la obscuridad de este lago te reclama,
y el dios que gobierna la noche te busca,
tus cuchillos en mi espalda,
como veras,
no han logrado hundirme,
una roca, tu nombre, noche y agua.

Es un buen lugar?
Es lo que deseabas?
Te saludo,
sé que es real,
ser vulnerable,
ser el último,
no sé si seré capaz de sobrevivir sin tu imagen,
pero esto es real,
solo adiós.

Comentarios