En el momento



Ahogado
lagrimas
sangre
desechos
la putrefacción llega a mi ventana

Ahogado
temor
desgano
paciencia que ha muerto
paz acribillada

Ahogado
muero
caída interminable
y siempre aquí
es todo tan extraño
muero, y respiro

Huesos
crujidos
dolor
sangra y más aún, el corazón
sin fe, el alma huye

Desprevenido
ahogándome
emerjo
tu cara
el fangoso fondo de nuevo
se adueña de mis piernas
y con la imagen me hundo
ya no hay estrellas.

Los nocturnos seres
vigilando
que jamás vuelva
el vacío
no se acaba
el dolor no se ahoga
la carne que ya no duele
un ánima que llora.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tiempo 2118

Patios