Tan extraño

Extraños soles

luces falsas
asemejan al día
el día no ha llegado.

Extraños dioses
gobernando la tierra
dioses moldeados
por terrenales lunáticos.

Enarbolan banderas de victoria
los demonios que aquí se ocultan
sus dominios son marcados
con almas agonizantes
en eternas estacas de fuego.

La tierra se presenta extraña,
alienados pasajeros,
la sangre
bebida corriente
el agua se ha evaporado.

El sol que esperabas
ya no es el mismo,
ya no te cobijara del duro invierno,
te consumirá
y dejara al viento tus cenizas.

Sentado al borde
de alguna cornisa
puedes ver más
ya no te es raro ver
como la muerte descansa en las calles.

Ya nada es falso
nada es verdad,
se acercaba mi musa
a inspirarme,
creía,
y solo empuja este cuerpo
y cae desde la cornisa,
y los pasajeros de esta tierra
indiferentes
caminan sobre él.



Comentarios