8 oct. 2016

Sabía que vendrías,

más no quería recibirte.
Sé que tu paciencia,
no cabe en este mundo.

Cansado caminaba,
por calles de tierra
por el viento azotadas,
recibiendo todas ellas
hojas muertas
que el duro invierno
mata.

Continuaba mi paso,
continuo pero errante,
soñándote,
y negándote.
Camino,
y mi sueño te llama,
mas espero no vengas,
aun,
no he llegado.

Sé que estarás
cuando vuelva a mi cuarto,
sé que brindaras conmigo
antes de partir,
contaras historias
que tendrán sabor a propias,
me darás lo que he abandonado,
solo por un rato,
y te llevaras lo que arrastro.

Espero encontrarte pronto,
espero que seas
tal como sueño.

Te pido esperes
a que florezca aquel ultimo árbol,
que cicatricen las heridas,
y luego,

ven a mis brazos.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...