30 jul. 2009

Recuerdo, en un último adiós,
que he borrado el pasado,
que lo he ahogado
en este constante presente,
en el siempre inminente futuro.

Ahogado en un mar de realidad que nos asesina,
infestada, infectada,
tomada por alimañas, inmundas criaturas,
criaturas míticas renacen en estos lares,
todas ellas, todas, sedientas de sangre.

En la muerte, reinan,
en la muerte se reúnen,
bañándose en sangre.
Bajo una gran roca de incontables años,
un rostro indescriptible,
imposible de mirar a lo que fueren sus ojos.
Morirías si miras aquellos ojos,
fuego han sido, alguna vez.

Qué significado tiene esto?
Aquí, donde el error, muta en muerte.
Es lo que trato de recordar?
Nada queda.
Ultimo adiós, y ya he olvidado,
y así dejo mi carne en las fauces de las bestias.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...