Donde ha ido la palabra, aquella que merodeaba oscuros lugares, para luego, volver,
y sembrar en alguna mente, paraísos u infiernos, que mas tarde caerían en un pedazo de papel.
Donde han ido a ocultarse?. Demasiado obscuras eran ya, y en esta espesa noche que cae cada día, es inútil buscar. No comiences con la misma, pues te llevara al camino de blancos cabellos, tajos en tu piel y una locura sin retorno.

Que solas aparezcan, ya que, son los fantasmas de nuestras mentes. Se irán, se volverán más bellas, mas sarcásticas, con doble filo, mortales, pero bellas al fin.
Cuando así, retomen el camino, las tomaras y plasmaras en el blanco papel sin razón, una especie de vida, una fabula, la historia más obscura, bella en su completitud, algo que odiaran, que amaran. Y que al final, en el punto que decide la muerte de tu obra, pero también su nacimiento, aborrecerás, ocultaras y querrás deshacerte de ella.
Mas no asesinarla, llevarla a todos los ojos. Y que ellos absorban esa pintura de palabras, y así ya no te pertenecerá, así dejaras libre tu mente para que nuevas historias, nuevos miedos, esos pensamientos demasiado negros, ocupen su lugar. Y con nuevas palabras, des vida y muerte a nuevos fantasmas en papeles demasiado blancos para este lugar tan gris.

Comentarios