Pensar más de lo que se pueda pensar,
dejarse tirado al borde de un río,
acariciando la tierra,
escuchando si son aquellos tus pasos.

Ahogados sentimientos,
una rutina que devora el resto de la ilusión,
levantar la vista,
solo un paisaje de muertos peces cubriendo este río.

Son tus pasos aquellos?
Eres tú caminando sobre la muerte en el río?
Ojos que no ven más allá.
El agua que roza el costado del despojado cuerpo.

Nada más que efímeros entes,
sacos de entrañas,
puestos en movimiento por recuerdos,
falsas pasiones e ilusiones.
Te acercas?

Agua que toma todo el cuerpo, lo mece, lo atrae,
el hedor a muerte es más fuerte en los brazos de este lugar.
Eres tú, estas cada vez más cerca?
Puedes decirme si esto acabara? O solo flotaremos infinitamente?
Estos sentimientos efímeros.

Si aun hubiera un sol,
quizá secaría este pútrido rio.
Que una lluvia lave tus pies, sucios de muerte.
Se ha ido, luz solo para quien la merece.
Estas cerca de mí, me acaricias? Eres tú?

Comentarios

Taku-chan dijo…
Curioso poema, pero al mismo tiempo, pone los pelos de punta. No se por qué me recuerda... a la sociedad de hoy.

Sigue así, lo haces genial.


LIZ

Entradas más populares de este blog

Tiempo 2118

Patios