Cajas vacías,
es todo lo que habrá.
No más puertas abiertas en primavera,
nunca más sol mojando esa blanca tez.
Se secaran las palabras de tu boca,
morirán tus sueños,
abandono en horas nocturnas.

No más letras que caigan
en blancas e insaciables hojas,
ya no mas esa sensación de final,
de desahogo,
de limpieza,
esta vez, vivirán tus miedos,
tus demonios, se fundirán,
emergerán,
te dominaran.
Serás lo que no debas ser.

La soledad se ha hecho carne,
lejos de todo lo que ves,
atado a todo aquello de lo que deseas escapar,
loco por seguir, por seguirte,
te han cegado, pero huyes,
vendrá la oportunidad,
antes, oh Dios,
antes de que los gusanos habiten este cuerpo.

Comentarios