Cielos teñidos,
en algo parecido a la sangre.
Alma que se acurruca en un sucio rincón,
la razón ha dejado de existir.

Miedo si te tocan.
Afilados puñales son tus guardianes.
El árbol cobija de la tormenta,
te traicionara, mutando en una enceguecedora luz.

Se confundirán,
tu deceso y tu nacimiento,
eres menos que nada,
eres todo,
eres uno.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tiempo 2118

Patios