Despertar,
sucias imágenes,
no asimilo lo que veo, lo que escucho,
solo me siento aun mas enfermo.
Aun veo, lo que se ha escapado de mis manos,
lo que se ha esfumado,
cual arena entre mis dedos.

Estoy aquí, pero...,
es hoy, es el ayer, el incierto e inalcanzable mañana?
Es acaso esto un nunca, un jamás?
Perdido en la embriaguez del  sueño,
no recuerdo ni de quien es este cuerpo frente al espejo.

Un amanecer mas,
mi cabeza,
estaba fuera de mi hace unos minutos,
quiero recordar,
pero no es nada importante, he de asegurar.

Recuerdo, decir, escribir,
que verte me enferma,
soñarte me enferma,
tocarte genera violentos sentimientos,
solo contra mi cuerpo,
he de amputarme ambas manos para no tocarte jamás.

Pero recuerdo, el decirte,
entre volátiles líquidos,
que no necesito de ti para ser libre,
me enfermas, sacas lo peor de mi,
aun cuando solo hay eso en mi.
Pero tú lo revelas.
No necesito tu sombra para refrescarme,
no necesito tus caricias para sentirme acompañando.

Recuerdo esa libertad, limitada,
una libertad que nos inventamos,
pero que llevamos a cuestas , y la tomamos como verdad,
tú me has quitado hasta las mentiras,
y, no cuesta decirlo,
no necesito mas de ti, no, no para ser libre.




Comentarios