He tratado tanto tiempo,
he roto tantas cadenas,
dejado atrás aquellos lazos sentimentales,
olvidado afectos, 
destruido pesos que me aferraban aquí,
he puesto tanto en juego,
todo, todo, por ser libre,
libre a tiempo.

Libre, 
hermosa palabra,
que duro es ser parte de ella.
Es que existe la liberad verdadera?
Es que realmente lo soy, lo somos?
Pienso en ella y siento,
que jamás he alcanzado a poseerla.

He buscado,
he creído abrazarla,
pero siempre hay algo que golpea
al despegar,
siempre alguien,
encontrara la forma de retenerte aquí,
con palabras, con acciones,
te dejara aquí.

Creo ocultarme,
pero estoy en medio del desierto,
creo estar despojado de todo aquello
que pueda encerrarme,
aplastarme,
pero me veo en una jaula,
de interminable extensión.

No hay libertad completa,
solo la que inventamos,
la que soñamos,
la que ideamos cada día,
para poder respirar,
le que me lleva en sus brazos,
cuando ya es imposible caminar,
cuando es intolerable ya, el solo hecho de ser.

Comentarios