31 oct. 2012


Recorres una sucia imagen,
en el final de los colores,
allí, en donde tu vista cae,
se encuentra con el mas siniestro de los engaños,
y la obscura realidad de tu ser.

Atestado piso de viejas imágenes,
abrumado tu mirar,
nuevas lágrimas,
diferentes pensamientos?, no,
en tu cabeza repica siempre la misma idea.

Apagas la luz,
te cubres con mantas negras y rojas,
tienes el calor de aquellas congeladas imágenes,
dentro de la obscuridad,
caes, y duermes.

Un pequeño y extraño destello en el infinito,
luz que se ha filtrado en tu obscuro descanso,
eso ha encendido una idea,
ya no ves la muerte como el final,
sino que descubres
que vives en él.

Los ángeles de tus sueños,
los que caen en ocasiones cerca de ti,
no son tus guardianes,
con ellos sobrevuela la muerte a tu alrededor,
asechan, y esperan atacar.

En el silencio de tu sueño
nada más sucede,
allí fuera,
los edificios caen,
las aguas se llevan las voces.

La obscuridad es pura otra vez,
ves la imagen que buscabas
dejas posar una lagrima sobre ella,
abres tus manos
y te abandonas a sus garras,
la de aquellos ángeles.

Lejos de aquí,
no es el final,
no vives ya en él,
te llevan,
vuelas,
es tu liberación.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...