Cielos escasos, vacíos, el desierto elevándose,

que sucede con tus almas,
que sucede con las almas en un mundo maldito,
que sucede?
Este mundo que no valora la sangre,
el inocente muere demasiado pronto,
el demonio permanece en su sillones cubiertos de oro
y sangre de inocentes,
se regodea en el,
lame su brazos,
saborea la inocencia con su lengua de serpiente.
Y luego, luego continúa hablando,
matando.

Sus súbditos, ordenados a arrasarlo todo,
sus manos están ahogadas en sangre,
más no han cortado ningún cuello,
no,
tiene para eso a sus ciegos servidores,
no tienen ojos, han sido quemados,
sus bocas cosidas con la piel de sus víctimas,
sus manos, ya no lo son, han sido reemplazadas por garras,
sus dientes afilados.

Inocentes almas, fáciles de corromper,
pequeñas promesas, y su camino ya se ha desviado,
el conocimiento, la sabiduría,
siempre un paso atrás,
la mentira y la ambición velozmente moviéndose por el lugar,
un ejército de malditos.
Cuánto tiempo más?
Quien cortara tu garganta?
Quien te dará de alimento a las fieras?
Quien, quien podrá llegar a ti?,
y finalmente lograr la venganza que todos desean.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tiempo 2118

Patios