Solo de noche



El lento pero seguro paso de la noche

la seguridad de su supremacía
la serenidad con la que ahoga al día
la complicidad de sus animales
sus demonios
sus placeres.

Que las velas no rasguen la noche,
que los vientos corten de cuajo al fuego,
que la obscuridad sea absoluta
que se asemeje a tu alma
a tu corazón
a tu pensamiento nocturno,
ese que se oculta mientras vive el día,
ese, que es el verdadero.

La densa obscuridad de una noche
que todo lo ofrece
la densa obscuridad que embriaga,
noche que pretende ser eterna,
lugares solo para ti,
sonidos, sabores, aromas,
para ti,
que vives encerrado en tan efímero cuerpo.

Es la hora de romper los espejos,
de rasgar las ropas,
de sangrar
de soltar al negro cielo los pensamientos que ocultas,
cuantas personas viven en ti?
aquí, ahora, en el abrazo seguro de tu noche
eres solo una,
la real,
la que nació entre sangre y gritos
la que temprano abrió sus ojos
para volverlos a cerrar
y tragar sus lágrimas al ver el mundo.

Di la verdad
a las personas que solo ven tu espalda,
diles quien eres
diles que vives en un obscuro valle
relata como cuento
los más negro de tus pensamientos
haz volar tus ideas.
Congelados, algunos,
se quedaran mirando,
otros, verán tu cara,
esa que ocultabas.

No tengas ya
más remordimientos
pérdida de tiempo,
ocúpate en reposarte en esta noche
sin estrellas
sin arrebatos.
Que te adornen tus verdaderos sentimientos,
que vengan a ti
solo aquellos que se reflejan en tus ojos,
solo los que callan,
y se abrazan
para celebrar la noche.

Comentarios