1555

1555

De qué modo lograr tu abrazo,

tu simpatía,
tu que nos tirado como semillas
en esta infértil tierra,
en este desierto
con sus oasis de huesos y sangre.

De qué modo lograr tu toque de suerte,
ser parte de tu pensamiento,
gota de tu sangre,
lagrima en tus ojos.

Lograr que vuelvas tu mirada,
yo, ya lo he hecho,
luego de este tiempo,
en que solo mi espalda te he dado.

Ser quien hunde tu pecho
en cada respiración,
espantando así,
esos demonios de horas nocturnas,
que anidan en él.

Moverse y estar inmóvil,
respirar a tu ritmo
caer cuando caes
existir si puedes lograrlo
desaparecer si no “eres”.

Puedo deshacer lo andado,
abolir el pasado
borrar mi marcas
y morir sin dejar rastro.

Sin lugar, sin polvo,
sin voces en el que fuera mi lugar,
alma desmembrada por el viento,
despedazada por las míticas aves.

Puedo irme cuando lo pidas,
irme si no vienes,
y si así fuera,
es que nunca he estado aquí.

E.I.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tiempo 2118

Patios