12 mar. 2008

Nacen canciones,
gritando al eterno e inalcanzable cielo,
entona canciones, de alegría quizá.

Temeroso al averno,
el cual tiene sus puertas abiertas de par en par,
solo para que adentre su alma,
jamas salir.

Sin demasiadas preguntas,
puedes llegar a el.
El cielo es tan lejano,
sus puertas infranqueables.

Camina por la senda, temeroso,
dudando.
Teme a sus sueños,
son impuros?
Lo que desea es malvado?

Es tarde?
Es posible regresar?
Como ganar el cielo?
Esta tierra es solo tentación y maldad.

Quien ha plantado este árbol de dudas,
de acciones.
Que es esto que vive.
Recuerda su vida,
al llegar al final de esta montaña.

Repasa cuidadosamente cada segundo,
desea, el, que todo haya sido bueno,
que sus malos actos hayan sido borrados.
La conclusión.
No fallar mas en esta vida.
El salto. Y cantar mientras dure.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...