23 nov. 2009

Extenso el volar
del ave sin nido.
Descanso,
no ha nacido algo similar.

Volar, cielo,
arde el sol sobre delicado ser,
peligroso descenso,
fuego.

Manos que atacan,
instrumentos creados con extraño destino.
Ave, sigue,
la nube que llora te protegerá.

Cansadas alas,
errante volar,
cae, engañalos,
sube sin cesar.

Privilegiado ser,
alado, simple y complejo a la vez,
jamas tocar tierra,
poblada de perversos depredadores.

No hay dolor en tu vuelo,
solo en tu cuerpo.
No sientes, no amas,
es por eso que eres capaz de volar?
Volar y escapar?

Cuidate del cazador furtivo,
no cedas ante el descanso que ofrece el hombre,
pues te envidia y desea tu carne en su plato de frustraciones.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Patios

Despertar dentro del sueño, tus ojos cubriendo mi cuerpo, tus párpados me acarician, sin embargo, la muerte, su aroma, está p...