Solo eres ayer,
vives allí,
jamás serás mañana,
jamás estarás bajo este cielo,
sobre esta misma tierra.

Eres el fantasma en mi cabeza,
como la dama de negro agazapada en la noche,
paciente, esperando en ella,
que un alma más, duerma,
sueñe con ella,
y sea la invitada a mi cama.

Segas el sueño,
vacío despertar,
del negro manto, escapar he podido,
más del tuyo, jamás,
arrastrare el recuerdo,
el ayer,
hasta mi próximo sueño,
deseando que sea profundo,
deseando ya no despertar.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tiempo 2118

Patios